jueves, 5 de septiembre de 2019

Trapifosa

Técnico 1: Ya saben que este informe no está basado en pruebas fiables, el sondeo de diciembre es incompleto y solo da una pequeña idea de lo que puede ser toda esa fosa común.
Concejal: Ya mi compañero ex concejal logró paralizar esta mierda de exhumación, no podemos permitir que esta familia consiga su objetivo de sacar esos restos, nos jugamos mucho, hay muchas presiones para que las cosas se queden como están que es lo mejor que puede pasar compas.
Director General: Hemos logrado retrasar este proceso, en Navidad metimos la pata al dar falsas expectativas a esa familia, esto no se va a exhumar jamás, en este cementerio está enterrado lo mejor de nuestra sociedad, las familias más influyentes y por cuatro huesos de comunistas no vamos a permitir que se aireen los nombres de quienes participaron en las matanzas.
Técnico 2: Hemos mentido a esta familia, verán que no se quedarán tranquilos, no se conformarán con nuestro informe porque está manipulado y si lo ve cualquier forense o arqueólogo podrá comprobar las incorrecciones, lo único positivo es que los periodistas a quienes se lo vamos a mandar no entienden mucho, lo importante es que como dice el Director General todo se quede como está, le montamos un monumento encima de los restos, el lugar de memoria y quedaremos como reyes, además de la buena rueda de prensa que podemos montar a pie de fosa con el alcalde, el concejal de urbanismo y el presidente del Cabildo.
Concejal: Yo ya les dije que si podemos pararlo todo, que esos huesos sigan reposando, yo también tengo un asesinado por el franquismo, mi abuelo, pero está en otra parte, este cementerio es sagrado, no podemos enfadar a las familias de los panteones, gente de bien, no es necesario crear ese conflicto, como bien dice X el monumento que ya pagó mi compañero ex concejal tapará todo, evitaremos que esta familia comunista pueda abrir la fosa, además tenemos ya hasta el apoyo de los locos del Partido Comunista, ellos tampoco apoyan a esa familia y están de acuerdo con nuestra estrategia.
Técnico 1: Si, si, si, es así, yo cuando vi la prensa en la reunión de la entrega del informe a esa familia me cagué por patas, pero parece que los contactos con los medios de comunicación han funcionado y hemos logrado que ya no se hable del asunto de esta fosa común en la opinión pública, los dos primos nietos del comunista enterrado han quedado como unos locos radicales.
Director General: Si, si, si yo quería felicitarles a todos, lo hemos conseguido, nuestro noble pueblo canario no merece escándalos que nos separen más todavía más, estos familiares buscan fomentar el odio queriendo recuperar estos huesos podridos, yo sé a la perfección que el informe no es preciso, que no hay datos científicos que aporten que están o no están los restos de los 60 fusilados, pero hemos logrado acallar las voces de esta familia de locos radicales. Agradecer la enorme coordinación política y técnica. Lo hemos conseguido.
Concejal: Si, si, que si hemos podido (sonriente y con gestos de aprobación brazos en alto aplaudiendo en silencio).
Cualquier parecido con la realidad es una dramática coincidencia...

El recuerdo marcado

"(...) A los dos chiquillos que traían de Los LLanos de Jaraquemada en Telde no les quedaba mucho de vida, estaban destrozados por la tortura, los pobres no pasaban de los 17 años, venían bajando Jinámar en el camión cedido por el Conde a los falangistas, las verguillas clavadas en las muñecas, que al ser tan finas más que amarrar lo que hacían eran perforar la carne hasta el hueso, el más mínimo movimiento hacía revolcarse de dolor a los detenidos. 
El cabo chusquero de la Guardia Civil nacido en San Gregorio, Domingo Ruano, más conocido como "El carnicero de La Vega", venía muy contento por la detención, les había costado más de dos meses de aquel verano del 36, donde los muchachos se adentraron desde el 19 de julio en la profundidad del barranco de Tecén en Valsequillo, estuvieron en una cueva, donde Ramoncito Cerpa, el pastor de Tenteniguada les llevaba de comer cada tres días, colocándoles un saquito con leche de oveja y gofio debajo de una piedra en el fondo del barranco.
Yo estaba montando una pared de piedra en la finca de los Ascanio, debajo de la Sima Jinámar, por eso los vi un momento, Enrique Martel y Antoñito Justo Guerra. Llegaron llenos de sangre, hasta sus barbas eran rojas por los golpes, yo miraba de reojo, tenía que hacer como que no pasaba nada, que eran normales todos los crímenes en la hacienda. Los muchachos se mantenían callados aunque les gritaran y los maltrataran aquellos asesinos, allí los tuvieron de pie junto a un alpendre casi tres horas, a media mañana llegaron en un coche negro tres falangistas, yo podía escuchar como les gritaban, el sonido de las patadas y de las varas de acebuche que cortaban el aire mientras les rajaban la piel.
Luego pude ver como los llevaban a rastras hasta el pozo que estaba al lado del corral de los baifos, allí entre varios fascistas los tiraron vivos al agujero, en un momento ya no se escuchaba nada tras un golpe seco y el sonido del agua, don Domingo uno de los hijos del amo vino a ver la pared, yo casi no podía trabajar, me temblaban las manos, el estómago me iba a estallar de dolor, así estuve más de cinco años, nunca me he recuperado del todo de lo que vieron mis ojos..."

Fragmento de la entrevista realizada en mayo de 1988 en La Era de Mota (Valsequillo) al maestro pedrero Chanito Rodríguez Monzón.

Imagen: "El grito nº 3", óleo sobre tela, de Oswaldo Guayasamín

miércoles, 4 de septiembre de 2019

La memoria de Diego siempre viva (12)

" (...) Yo le dije a tu abuela que era mejor no salir esa tarde a buscar los plátanos que nos daba cada jueves Paquito Machado, el coche negro esta aparcado un poco más abajo de nuestra casa, como siempre había dos hombre dentro que no paraban de vigilarnos. Casi no teníamos comida, solo quedaba un poco de gofio que amasábamos con el agua salobre de la tubería de los Naranjos. Aquellos hombres eran fascistas, de los mismos que habían participado en el asesinato de mi hermano el niño Braulio, también se encargaron de testificar en el Consejo de Guerra diciendo un montón de mentiras pa que fusilaran a tu abuelo Pancho. Yo salía a jugar con mis amigos y sus miradas eran de odio, si hubieran podido nos hubieran matado también a nosotros.
En esos día ya sabíamos que nos iban a llevar a todos los hermanos a la Casa del Niño, que tu abuela se iba a quedar sola con Lorenzo por que tenía dos años. Esa misma tarde jugábamos al fútbol en la misma carretera y la pelota de trapo dio en la rueda del coche negro, entonces uno de los hombres con chaqueta, corbata y un sobrero canelo salió del coche y me cogió del brazo, me levantó en peso por las orejas, luego me puso la pistola en la frente y le dio al cargador. Yo cerré los ojos, me creía que me iba a matar allí mismo, tu abuela salió desalada al oír los gritos de aquel somatén, se puso de rodillas y le rogó que no me disparara, entonces el otro hombre vino por su espalda y le dio un golpe en la cabeza con una porra pequeña de hierro. Ella perdió el conocimiento en un charco de sangre, cuando el fascista me soltó la abracé en el suelo. Allí nos quedamos un buen rato, yo pensaba que estaba muerta, pero me apretó la mano como hacía cuando íbamos a dormir, los dos falangistas volvieron al coche, uno de ellos tomaba notas en una libreta pequeña. Los vecinos pasaban y nadie se acercó a nosotros por miedo, nadie miraba, nadie ayudaba, nadie decía nada... "

Fragmento de la entrevista a mi padre Diego Gonzalez García, el 8 de abril de 1998.
Imagen: Foto del director de cine Carlos Reyes Lima, para el documental "La memoria interior, los fusilados de San Lorenzo".

El derrumbe de los sueños

Aquel septiembre del 73 en Chile cuando aviones asesinos bombardearon la casa del presidente, el humo inundaba las calles de Santiago mezclado con el olor de la sangre derramada, sangre roja del pueblo trabajador, de quienes soñaron con una sociedad mejor, construida desde cimientos de fraternidad y justicia social.
El perro de la calle parece mirar asustado como se destruía todo un universo de paz y ternura, esa fragancia de esperanza que tienen los pueblos cuando descubren que es posible derrotar el derrumbe de los sueños. Salvador Allende, Víctor Jara, Pablo Neruda, los 5.000 del estadio, la buena gente torturada en las mazmorras del infierno. Siguen vivas, no son solo memoria, son colores y sonrisas, las mismas que brotan del corazón.


martes, 3 de septiembre de 2019

Aroma insurgente

Yo era muy pequeño y los helechos plantados por mi abuela Frasquita ya estaban encadenando lo más bello del antiguo patio, siguen vivos, apenas requieren cuidados, solo el agua fresca que les hace seguir resistiendo el embate del tiempo.
Me vienen recuerdos como balas de las conversaciones, las voces de mi familia, casi susurrando, hablando de todo el daño que nos hicieron los fascistas, del asesinato de mi tío el bebé Braulio González a menos de doscientos metros de nuestro hogar, en la misma Carretera General de Tamaraceite, cuando aquella noche de Navidad del 36 un falangista de la "Brigada del amanecer" lo sacó de su cuna para destrozarle la cabeza contra la pared, de la detención de mi abuelo Juan Tejera, "se lo llevaron descalzo y en calzoncillos", dice siempre mi madre cuando le preguntan por la brutal represión. El fusilamiento de mi abuelo Francisco González, el 29 de marzo del 37 a las cuatro de la tarde.
Esos helechos no solo dan el frescor de su pureza durante décadas incontables, también trasmiten todo ese amor de quienes creían en un mundo mejor, de unas manos encallecidas que los plantaron, manos rotas de tener que pedir limosna por quedarse sola con cinco hijos, manos de esperanza que también supieron cerrar el puño y reclamar justicia.
Ahora con el paso del tiempo casi todos han partido, quedamos pocos, pero seguimos respirando el aroma insurgente de sus ramas, las raíces de la heroica lucha revolucionaria.


lunes, 2 de septiembre de 2019

La pila de la resistencia

Mi abuelo Juan Tejera acogía después de salir del campo de concentración y la cárcel a los perseguidos, llegaban de madrugada, cuando las calles de Tamaraceite estaban vacías y solo pasaba algún escuadrón de fascistas ávidos de sangre obrera.
Lo primero que hacía el viejo comunista era darles agua de la fresca y verdosa pila, todavía la conservo en mi casa, para mi es un legado invencible, el agua de los héroes del pueblo, el socorro inmenso de quienes huían de la muerte, embriagados de agradecimiento en esas horas de descanso, de leche caliente con gofio, de cachos de queso y pan bizcochado, de duchas después de días sin contacto con el líquido, de ropas nuevas, de afeitadas colectivas siempre antes del amanecer, metidos en la cueva de los antiguos indígenas, agazapados, tristes, con los ojos limpios, hasta que desde el partido llegara algún aviso para encaminarse a una nueva aventura mortal.
La pila sigue resistiendo el embate del tiempo, cada semana la lleno, ahora es refugio y bebedero de pájaros, que libres como el viento retozan en busca también de la utopía del agua.

miércoles, 28 de agosto de 2019

Fotos de la vergüenza

Hay fotos que avergüenzan a quienes seguimos creyendo en una sociedad regida por la aconfensionalidad. En la pasada fiesta de la Virgen de Candelaria en Tenerife el Delegado del Gobierno en Canarias, Juan Salvador León, Firmes AR! Derecha AR! junto al presidente del Parlamento, Gustavo Matos y el Presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, los tres delPSOE, rindiendo pleitesía a un clero ultraderechista, ese que huele a rancio y a tiempos oscuros de dictadura franquista y genocidio. Esta es la tónica habitual, también en lo que llaman "Gobierno del cambio", visibilizar lo más casposo de la España profunda, esa de sotanas, incultura, reacción, intolerancia, militares armados desfilando ante su patrona como en los mejores años de la brutal represión. Nada ha cambiado, todo es lo mismo: curas, milicos, vírgenes redentoras, políticos ociosos fieles al régimen, esa pestilencia que invade cualquier atisbo de esperanza de cambio social y progreso.


lunes, 26 de agosto de 2019

Adassa y el joven Tigai

- Y me vuelvo a enredar en tu cabellera negra y salvaje, te huele a salitre, a hierbas del risco remoto, al barro de los ganigos cuando brillan bajo el sol- Le dijo Adassa en un susurro al joven Tigai. 
Siglos después en el mismo lugar la arrojaban al mar los hombres de las cruces, ya no llevaban ropas de hierro, la amarraron con las sogas de los sacos de plátanos del Conde. Tigai ahora se llamaba Sebastián, ella Candelaria, el muchacho ya estaba muerto cuando atinó a mirar sus ojos abiertos, las mejillas rojas de sangre. 
Entonó el mismo rezo, aquella oración ancestral de las abuelas más antiguas, las que vinieron del norte atravesando el desierto y el trozo de mar.
- La misma muerte- pensó. - El mismo cielo nublado por el fuego de los mauser- No estaban las antorchas, ni la hoguera para quemar a los niños. Era igual de terrible, la misma maldad que vino del reino de los dioses impuestos, los más horrendos y crueles.
Ilustración: Indígenas canarios junto al mar (elcanario.net)

miércoles, 14 de agosto de 2019

La pureza de la raza

"(...) Como mi hermano Luis de cuatro años era rubio con los ojos azules enseguida lo vendieron, los curas de la Casa del Niño en Las Palmas daban novedades cada día por teléfono al jefe de Acción Social de Falange, Francisco Rubio Guerra, ese que era tío de una del PP que fue diputada y senadora.
Recuerdo el momento en que nos separaron, terrible y muy triste, fue casi peor que cuando se llevaron detenidos a mi padre y a mi madre, no los vimos más, luego supe al tiempo que mi padre fue arrojado al pozo de Guayadeque la misma noche de la detención por la "Brigada del amanecer", de mi madre no supe nada nunca más, era muy bella, por lo que acabaría en alguno de los prostíbulos clandestinos que tenía esta gentuza que dio el golpe de estado contra la República.
A mi me dejaron, nadie me quiso comprar por mi cojera por la polio, ellos buscaban niños robustos, guapos, a ser posible de piel clara. Yo escuchaba a las monjas hablar con los curas de mantener la pureza de la raza, que las familias de bien del régimen pagaban bien por cada venta..."
Fragmento de la entrevista a Leopoldo Santiago Bordón "Leo", el 6 de julio de 2014 en Casa Pastores, Gran Canaria.
Imagen: Un grupo de niños almuerza en un convento de monjas en la época del franquismo.

sábado, 27 de julio de 2019

¡Si se puede llenar cuentas corrientes!

La subida de sueldos de los ediles del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria (PSOE-PODEMOS-NUEVA CANARIAS) de más de 9.000 euros al año. Su alcalde aumentó un 16,3% su salario, que se sitúa en 70.000 euros anuales, y los concejales entre un 16% y un 18% Las pagas de la oposición crecen un 45%, todos votaron alegres y tirando fuegos de artificio a favor, desde Podemos al PP, desde la derecha a la supuesta izquierdita del aplauso silencioso manos arriba, esto es un atraco.
Pero todo no quedó en ese robo a mano armada a costa de cientos de miles de familias en situación de pobreza extrema, en un municipio que está entre los primeros de España en ejecución desahucios, exclusión social, hambre infantil, desempleo, suicidios por motivos económicos..., ahora los colegas del ¡Si se puede! ¡Oeoeoeoeee! colocan sueldazos en sus asesores, coordinadores y directores generales, con un despilfarro de más de 1,04 millones de euros, enchufando a diestro y siniestro con retribuciones millonarias, que superan en algunos casos, hasta las del propio alcalde que ya cobra una fortuna. 
Anualmente, habría que reservar 1.043.522,62 más de euros para abonar los sueldos de esta quincena de altos cargos colocados a dedo cual enchufe o regleta.
Los puestos de reciente creación son los de coordinador general de Urbanismo, Edificación y Vivienda y los directores generales de Urbanismo, todos servicios en manos de Podemos y su concejal, Javier Doreste; también para Igualdad, Diversidad y Solidaridad; de Servicios Públicos; de Aguas; y de Servicios Sociales en manos del PSOE y Nueva Canarias.
Este escándalo mayúsculo avergüenza y sonroja a toda persona de bien que siga creyendo en los servicios públicos como instrumento de mejora de la calidad de vida, destroza cualquier parámetro de políticas por y para la ciudadanía, para los sectores más desfavorecidos de nuestro pueblo.
El pelotazo no acabó con la vergonzosa subida de sueldo de alcalde y concejales, un pleno extraordinario de minuto y medio cuyo vídeo se ha hecho viral, viéndolo millones de personas alucinadas en cada rincón del planeta. 
Pero ya montados en la poltrona de la codicia ¡Arre codicia!, no nos conformamos con los sueldos millonarios ya aprobados, hay que colocar a los amigotes del ya habitual "¿Cómo va lo mío?" Para que también saquen buena tajada de un municipio destrozado, con los barrios abandonados, con cientos de desahucios cada mes, con niños que tienen que depender de un comedor de verano para no morirse de hambre. 
Este esperpento lo vota a favor la supuesta "izquierda" de Podemos, que lo haga el PSOE todavía se puede entender, como un partido más de la derecha patria y casposa del régimen del 78, pero que lo voten estos que presumen de ser más "alternativos" que nadie, pues genera mucha tristeza, se carga la ilusión de millones de personas que votaron por esta organización política. Sobre todo porque desde su cúpula, desde su dirección canaria y estatal, no se toman medidas de ningún tipo ante esta triste deriva hacia el latrocinio más vergonzoso.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com/
Imagen: Javier Doreste (Podemos), Augusto Hidalgo (PSOE) y Pedro Quevedo (Nueva Canarias), durante la firma del pacto de "progreso" en Las Palmas de Gran Canaria (Foto de Quico Curbelo, La ProvinciaDLP) 14/06/2019.