martes, 27 de diciembre de 2016

Y en aquel vasto paraíso triunfó la dignidad

Se puede, si se puede, lo han demostrado las comunidades indígenas de Santa Cruz Barillas, expulsando a la hidroeléctrica española Ecoener-Hidralia, del territorio ancestral de sus antepasados, renunciando dicha empresa a la concesión de un proyecto de construcción de una presa sobre el río Cambalam.

Esta transnacional de la putrefacta “marca España” ha anunciado que se pira para siempre de Guatemala, después de 8 años de resistencia indígena, de todo tipo de acciones y represalias de sicarios, junto a los esbirros policiales del gobierno al servicio del corrupto poder económico.

Una larga lucha sin cuartel de estos heroicos pueblos originarios, q´anjobal, chuj, akatexo y popti´, han supuesto todo tipo de vulneración de los derechos humanos, desde asesinatos, secuestros, amenazas, agresiones a mujeres, encarcelamiento de líderes comunitarios y la destrucción y desvertebración de todo el tejido social.

Ahora toca reconstruir el tejido comunitario muy dañado por la división que crea un proyecto de estas características, reparar los daños morales, hacer justicia, juzgar a estos criminales de lesa humanidad, la retirada inmediata de las graves acusaciones contra más de 30 líderes comunitarios encarcelados de forma injusta.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es

Antonio Rogelio Velásquez López líder comunitario de Barillas en oposición a la hidroeléctrica  Hidro Santa Cruz, 
junto a su familia es recibido en Barillas por miles de personas al salir libre en Enero del 2013 por defender el territorio.

2 comentarios:

  1. Muchas felicidades pueblos indígenas de Guatemala. UBUNTU. ¡Viva la revolución de los conmovidos!

    ResponderEliminar