viernes, 11 de noviembre de 2016

Gobierno cadenero y ultraderechista

Son los mismos fascistas que en los años 70-80 perseguían y golpeaban con cadenas, bates de béisbol, puños americanos y porras cedidas por la policía española a cualquiera que tuviera aspecto de ser de izquierdas. Iban vestidos de azul con boina roja estas bandas terroristas de Fuerza Nueva y los Guerrilleros de Cristo Rey, en ambas participaban actuales caras conocidas, muchas vinculadas al PP, en mi ciudad un antiguo alcalde ahora “demócrata de toda la vida”, Hernando, el bocazas pendenciero que en cada exabrupto humilla a las víctimas del franquismo, cientos, miles de violentos franquistas reciclados son en pleno 2016 miembros del putrefacto partido de la Gürtel.

Casi nadie se atreve a decir que el actual gobierno es de ultraderecha, solo alguna periodista valiente como Cristina Fallarás, algún actor comprometido en causas nobles como Willy Toledo, el resto prefieren callar, meter la cabeza bajo tierra, ocultar la verdadera ideología de quienes decidirán el futuro de millones de ciudadanas y ciudadanos del estado español, con el apoyo de sus marcas blancas PSOE-Cs, para ya de una vez arrasar por todo, que no quede nada público en pie, solo los restos desolados de un país en manos de unos regidores que exaltan sus “valores patrios”, que se corren de gusto ante una cabra desfilando, entregando medallas a sus vírgenes de los sicarios, viendo a un torero torturando hasta la muerte a un inocente animal, la violencia ilimitada de sus esbirros policiales apaleando a familias desahuciadas de sus viviendas, sacando ojos, disparando balas de goma contra cualquiera que ejerza su legítimo derecho a la protesta.

El franquismo sigue vivo en esta España de peineta, obispos nazis, misas a criminales de lesa humanidad, corrupción política generalizada, represión y leyes que pisotean los más elementales derechos civiles, que solo benefician a las mafiosas élites que financian con sobres y maletines repletos de billetes de quinientos euros a delincuentes de coche oficial.

Toda esta morralla política y sus tertulianos falangistas se quejan, se echan las manos a la cabeza por la victoria de Donald Trump, cuando ellos son iguales o peores, culpables directos de más de 30.000 suicidios por motivos económicos en apenas cinco años, del asesinato premeditado de casi medio millón enfermos dependientes desde que tomaron posesión de sus cargos en la anterior legislatura.

Son la misma caterva, la misma indecencia vestida con ropas caras que posa solemne ante los fotógrafos como una gran familia de la “Cosa Nostra”, sonriendo cómplices con quienes les han dado el voto para seguir masacrando derechos, acabando con las vidas de quienes no aguantan más sus abusos de poder, reformas, recortes y políticas austericidas.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es

Dos detenidas, ensangrentadas por la acción policial, tras la 
carga contra la "Marcha Negra" de los mineros en Madrid

No hay comentarios:

Publicar un comentario