sábado, 27 de agosto de 2016

¡Salvar las playas de Medio Almud y Los Frailes!

Los mismos herederos de la dictadura fascista española que han destruido gran parte del litoral canario, constructores de baja reputación, desprestigiados por explotar a sus trabajadores, por sus llamaditas al político de turno con el tan cacareado “¿Cómo va lo mío?” Los que financian parte de las elecciones de los partidos del régimen, invitando a sus eventos, cumpleaños y fiestorros varios a una casta de cipayos de coche oficial, corrupción y pelotazo, sin escrúpulos para vender su tierra por un plato de lentejas, siempre en forma de maletines y sobres repletos de billetes de 500 euros.

Ahora le toca el trágico turno a dos playas vírgenes de la casi arrasada isla de Gran Canaria, las playas de Medio Almud y Los Frailes, situadas en la desembocadura de los barrancos homónimos, donde está permitido el nudismo, reductos de paz y tranquilidad, alejadas del turismo de borrachera, puterío y narcotráfico.

Un patrimonio de la humanidad que ahora peligra seriamente, para verlas, si no somos capaces de pararlo, destrozadas en pocos meses, repletas de cemento y hormigón, como gran  parte de este perfecto territorio comanche, bufete libre para especuladores en connivencia con cargos públicos, donde si no hacemos nada no quedará nada, solo sus grandes complejos, sus “todo incluido”, sus vallas con seguritas y acceso restringido, sus basuras y destrozos, vendiendo como siempre puestos de trabajo, que en su mayoría son ocupados por personal foráneo, dejando algunas plazas de camareras y freganchines para nuestro pueblo.

Ese “progreso” rancio y falangista que solo sirve para llenar los bolsillos de gentuza, a costa de la desaparición de los últimos parajes mágicos de unas islas víctimas de la depredación, la corrupción política y las organizaciones criminales.

Dos constructoras muy conocidas y a cual más destructora, pugnan por este nuevo proyecto urbanístico, las dos ofrecen el oro y el moro, lo de siempre: “respeto ecológico”, “mantenimiento del ecosistema”, “mejora y preservación del entorno” “crecimiento económico”, “negocio”, etc, etc, todo falacias, palabras bonitas, que lo único que persiguen es ocupar un territorio repleto de biodiversidad para enriquecimiento de unos pocos, la creación de dos playas artificiales con toneladas de arena de otro lugar, destruyendo lo que durante millones de años ha sido un espacio inalterable, repleto de vida, de especies animales y vegetales, que de no evitarlo sufrirán el brutal impacto de las excavadoras, los tractores y la dinamita.

Espero, esperamos, que la sociedad canaria, los grupos ecologistas isleños y de todo el mundo, los movimientos sociales, los sindicatos, partidos políticos honestos y el Cabildo de Gran Canaria, ahora presidido por un hombre honrado, seamos capaces de que esta nueva locura no se lleve a cabo, por las generaciones futuras, por las personas de bien del planeta.

¡SALVAR LAS PLAYAS DE MEDIO ALMUD Y LOS FRAILES!

¡FUERA ESPECULADORES DE NUESTRA TIERRA!

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es

Playa de Medio Almud (Foto Alejandro Ramos-Canarias Ahora-El Diario.es)

No hay comentarios:

Publicar un comentario