jueves, 3 de diciembre de 2015

El presidente patán

La desvergüenza de ser el responsable directo de que miles de personas se hayan suicidado en España por motivos económicos en los últimos cuatro años, que mas de 300.000 enfermos dependientes hayan muerto por la retirada vergonzosa de las ayudas, de que millones de familias sobrevivan sin ingresos, mendigando comida en los bancos de alimentos, donde el sistema ha montado su red tapadera para evitar el necesario estallido social.

Un tipo que presume de no leer libros sino la prensa deportiva, que en vez de ir a un debate político se va con su vástago a retrasmitir partidos de fútbol. El presidente patán es el hazmerreír del mundo, mientras ha destruido desde su gobierno de la ultraderecha las vidas de millones de personas, de gran parte de un pueblo víctimas de las corruptelas políticas constantes, generalizadas, incrustadas en las entrañas de un estado podrido, de los recortes sociales implantados por sus amos del FMI de la mafia de la troica, del constante terrorismo de los Estados Unidos.

Rajoy se sigue riendo, descojonando, esquivando las cámaras, los debates, reuniéndose con su pandilla de amigotes para ver corridas de toros en Galicia, hincharse a mariscos y bebidas caras, hablar de los negocietes millonarios, de los nuevos pelotazos, de las operaciones que llenan los bolsillos de esta caterva de sinvergüenzas, mientras gran parte del pueblo pasa hambre, miedo y miseria.

El régimen español jamás concebirá que pueda gobernar un presidente honrado, sencillo, honesto, necesita perros amaestrados, dóciles, ridículos, que se pongan a cuatro patas ante el imperio del dinero y la corrupción, que proteja a delincuentes de su partido que siguen en la calle después de haber robado cientos de millones de euros de las arcas públicas, encarcelando a ciudadanos por manifestarse libremente, por ejercer la libertad de expresión escribiendo o cantando una canción.

Me avergüenzo de tener un DNI  de España, lo quemaría públicamente si no lo necesitara para poder ganarme la vida, nos gobiernan personajes que defienden el fascismo, que protegen a policías torturadores, a ministros criminales de lesa humanidad, a miembros de la criminal dictadura de su adorado general Franco, los ocultan, les brindan su sanguinario paraíso para que la justicia internacional no los pueda detener, juzgar en tribunales internacionales de derechos humanos.

El presidente patán espera ansioso el próximo partido del Real Madrid, gozar con los goles de su ídolo Cristiano Ronaldo, saltar en el palco como un energúmeno, gritarle al arbitro, darle un cogotazo a su hijo entre bromas, escupitajos y risotadas.

Al otro lado de su dulce vida más de cuatro millones de niños y niñas pasan hambre, no hacen más de una comida al día, sus padres se suicidan desesperados, desahuciados, acosados por las facturas de la usurera y criminal mafia bancaria.

El patán y sus esbirros del gobierno gozan con el sufrimiento del pueblo, se corren de gusto entre fiestorros, juergas, yates, puteríos y vicios caros, se siguen burlando de la democracia entre la desolación y la tristeza.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es/

1 comentario:

  1. Creo que no se puede decir más claro, me ha gustado mucho tu árticulo, te seguiré leyendo

    ResponderEliminar