jueves, 24 de septiembre de 2015

La verdadera fosa está en el mar

Huelen a mar, esa mayoría silenciosa que fue arrojada al mar en Canarias, miles de personas buenas, amantes de la libertad, de la democracia, que fueron sacadas a la fuerza por las “Brigadas del amanecer”, con violencia, a golpes, patadas, insultos, por aquellos niños ricos, hijos de condes y marquesas, industriales tabaqueros violadores de mujeres, empresarios del tomate, ingleses caciques criminales del sur de Gran Canaria, vergonzosos personajes culpables de un genocidio orquestado por la Iglesia Católica, Falange, un ejército fascista, genocida, arrojando al mar lo mejor de nuestra tierra, atados de pies y manos, en sacos de guano, en el mar, en el inmenso mar, donde la sal quemó sus huesos, lo poquito que les fue quedando de conciencia y amor, ese trocito de luz que llevan dentro las personas buenas, las que dan todo sin pedir nada a cambio, ese mar, ese inmenso mar que rodea unas islas desgraciadas, desafortunadas, donde miles de hombres y mujeres reposan en sus profundidades, en las fosas marinas, entre estrellas de mar y corales, corales rojos, con formas eternas, las que conforman la esperanza de los pueblos que luchan y claman hasta el final por su libertad.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario