jueves, 9 de abril de 2015

Fuego reparador

Una bandera que solo nos da miseria prefiero quemarla, hacerla cenizas, destruirla para siempre, que nos dejen de robar el futuro, hipotecar nuestras vidas, matarnos de hambre, miseria y suicidios.

El olor de su tela azul ardiendo, las estrellas amarillas tintineando entre la hoguera de la libertad, mientras la brisa rebelde del sur de Europa  nos anuncia que ya está bien de abusos de poder, de corrupción política, de austericidio, de saqueos, de robos del patrimonio público, de desahucios, de muerte, de que millones de niños y niñas estén pasando hambre, de personas enfermas sin medicinas, condenadas a una muerte segura gracias a la mafia gobernante.

Fuego reparador que libera, que rompe cadenas, como la dignidad y la lucha sin cuartel contra un sistema criminal, culpable de millones de muertes por inanición en todo el planeta, cuyos responsables directos visten ropajes caros, se van de putas, viajan en coche oficial, vuelan en primera clase con el dinero de nuestros impuestos.

Ahora le toca a Europa, a las colonias del imperio norteamericano y del Fondo Monetario Internacional, imperios asesinos, criminales, genocidas, causantes del mayor holocausto de la historia de la humanidad, superior al de los nazis contra el pueblo de Judea.

Fuego a la injusticia, calor contra el frío de un invierno terrible, de una primavera de injusticia, de un verano negro y sin salida.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario