viernes, 20 de marzo de 2015

La dignidad tiene corazón de pueblo

La dignidad inundará Madrid este sábado 21 de marzo, cientos de miles de personas tomarán de nuevo las calles un año después de una de las mayores movilizaciones de la historia de España. Tras todos estos meses todo sigue igual, el gobierno español del PP sigue masacrando las vidas de millones, desahuciando de sus viviendas a más de 400 familias diarias, condenando al hambre y la miseria a tres millones de niños y niñas, generando muerte, más de 120.000 enfermos dependientes muertos en menos de seis meses desde que se retiraron las ayudas a la dependencia.

Un panorama desolador que contrasta con los mensajes de “recuperación” que lanza a los cuatro vientos un presidente mentiroso, inepto, enemigo de la ciudadanía, fiel esbirro del corrupto poder financiero internacional. Un gobierno destructor de los más elementales derechos humanos, que no se corta para enviar su policía a desalojar a palos y patadas a familias con bebés recién nacidos, con enfermos terminales, con menores con altos grados de discapacidad.

Una vergüenza nacional de un régimen capaz de todo para mantener el vergonzoso estatus de sus miembros, ocultar premeditadamente miles de casos de corrupción política, bancaria, empresarial, manipular la justicia para que sus queridos imputados queden libres, o vayan solo unos pocos meses a la cárcel en una payasada judicial sin precedentes.

La dignidad se abre camino, viene con paso firme, repleta de banderas de esperanza, irrumpe en nuestros corazones por cada esquina, por cada plaza, por cada autopista, en demanda de justicia popular, la única forma de que exista democracia y libertad tumbando este gobierno sátrapa, acabar con este régimen depredador, inhumano, generador de hambre, de miseria extrema, de empobrecimiento generalizado.

Madrid de nuevo como ya hizo en los años de resistencia al fascismo nos marcará el camino, el heroico ¡No pasarán! el sinuoso sendero de libertad que tenemos que hacer realidad, que ganar con nuestro voto en mayo y noviembre de este año 2015, galopar hasta enterrarlos en el mar, que florezca la alegría, que termine la tristeza, la desesperación que nos destroza, que ha conducido y conduce en menos de dos años a miles de personas al suicidio por motivos económicos, siendo la primera causa de muerte en España, muy por encima de los accidentes de tráfico, de todo tipo de patologías que hasta hace poco batían todos los récord de muertes.

Como en el mayo del 68 se hace más que evidente que tenemos que hacer realidad lo imposible, ser realistas y salir a las calles, reivindicar una nueva vida repleta de colores, enterrar este dolor que nos mata lentamente, esta siniestra forma de terrorismo que parte de lujosos despachos, de coches oficiales y recepciones millonarias, donde todo tipo de personajes corruptos, sin escrúpulos para matar, diseñan, planifican, construyen la sociedad perfecta para el crimen y la delincuencia institucionalizada.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario