domingo, 28 de diciembre de 2014

Persecución de las ideas: La absurda inmolación de la esperanza

“(…) La misma casa de miseria, de tabla sucia y de remiendo, es el desolador atuendo que adorna por toda mi tierra y la inocencia sin escuela, el mismo harapo sin juguete…”

Silvio Rodríguez  - Angola es una

Como si fuéramos delincuentes tenemos que aguantar miradas despectivas de quienes ostentan el corrupto poder, el delito de no aguantar más, la ansiedad de tantos abusos de poder, el ataque directo a la comida de nuestras/os hijas/os, bajadas de sueldo, acoso moral, amenazas, traslados surrealistas, notificaciones frías, calculadas, las mismas que envía la criminal usura bancaria a las miles de personas, las que desesperadas se suicidan cada día por motivos económicos, quitándose la vida en cada rincón del estado español.

Esas miradas de odio de oscuras/os cargos públicos del podrido régimen delatan, miedo, terror a quienes no tenemos miedo y luchamos por nuestros legítimos derechos. Su aprensión atávica, ansiosa, rencorosa, les delata y se materializa en nuevos recortes de derechos, persecución, despidos y si pudieran ejecuciones ante el pelotón de fusilamiento, consejos de guerra sumarísimos, sacarte de madrugada de casa y desaparecerte para siempre.

El mismo modus operandi de sus criminales padres y abuelos franquistas, no lo pueden remediar, lo llevan en los genes, les educaron entre abusos de poder, estafas, robos del patrimonio público y una ideología ultraderechista, por eso no saben actuar de otra forma y consideran que la clase trabajadora no tenemos derechos, que debemos ser esclavos de sus inconfesables vicios caros, sus corruptelas constantes, sus pelotazos a costa de la miseria del pueblo, del hambre infantil, de los desahucios de familias enteras a patadas y porrazos de sus esbirros policiales.

Cuando nuestras/as hijas/os nos miran y nos preguntan qué sucede al vernos tristes, taciturnas/os, no es fácil explicarles que lo que nos sucede es culpa de esta gentuza, que la situación económica de nuestras familias es la causa de sus constantes corruptelas, de unos saqueos, recortes y privatizaciones programados para enriquecer sus cuentas corrientes, hundirnos, asesinarnos lentamente con una voracidad propia de delincuentes sin escrúpulos.

La guerra ha comenzado y como cada mártir de nuestra historia, sabemos que la lucha es hasta la victoria o la muerte, no hay otra salida que confrontar, bregar hasta el final por la dignidad y el futuro de la gente que más queremos, esas personitas frágiles que observan el derrumbe de un sueño, una nevera vacía, pastillas para la ansiedad ocultas en los cajones, la triste inmolación de la esperanza.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es/

3 comentarios:

  1. El ánimo debe ser LUCHA, venganza contra estos hijos de puta terroristas de estado ladrones.

    ResponderEliminar
  2. Esta gentuza en mayo van a caer como pedazos de basura y en ese momento saldrán todos sus robos y saqueos. No perdonaremos tanto dolor y sufrimiento, tanta corrupción y abusos de poder. Adelante amigo. Tofio

    ResponderEliminar
  3. Es muy triste ver como la riqueza se concentra en unos cuantos y la pobreza embarga a la mayoría. Francisco, leo tus artículos identificándome con los sentimientos que expones y tengo rabia en el corazón. Supongo que tienes noticias de Ramón Francisco Arnau de La Nuez, un canario de pura cepa,que está deseoso de poder mostrar con pruebas en la mano todas las canalladas que están haciendo desde el gobierno, pero que no se lo permiten, por más que lo intenta. Para quien no conozca a esta gran persona le dejo su blog: ramonfranciscoarnaunuez.blogspot.com/.

    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar