jueves, 2 de octubre de 2014

"Ni de derechas ni de izquierdas": Ganemos, Podemos, el disputado voto de la rapiña

Los ultraderechistas que encabezaron la antigua UCD del franquista ex presidente, Adolfo Suárez, usaron la misma estrategia que ahora pregonan las fuerzas políticas “Ganemos” y  “Podemos”: “NO SOMOS NI DE DERECHAS NI DE IZQUIERDAS”. Un eslogan que trae recuerdos negros de falangistas y otros nazis como Primo de Rivera, Hitler y hasta el mismo criminal de lesa humanidad, General Francisco Franco.

Evidentemente estas fuerzas políticas, aunque lo puedan parecer en su triste indefinición, no son fachas, dentro hay gente que se considera de izquierdas y en algunos momentos actúan como tales, pero esta vergonzosa estrategia para captar votos ruboriza a cualquiera que tenga dignidad, algo de inteligencia, conciencia de clase y dos dedos de frente.

Esa ocultación premeditada de las antiguas ideas revolucionarias que ya hizo el traidor Santiago Carrillo, a la vera de otros miembros del eurocomunista PCE, tapando una ideología ante los votantes para evitar el miedo al rojo, a las hoces y martillos, al verdadero discurso defensor de los sectores más empobrecidos de la sociedad.

Ahora desde Pablo Iglesias a Monedero, Alberto Garzón o el portavoz de Ganemos en Madrid, Guillermo Zapata, junto a otros personajes de la estética “topeguay” de barbita rasurada y coleta, es habitual desmarcarse de la izquierda, hablar de “ciudadanía” de “asambleísmo”, pero sin enunciación, sin identidad política y mucho menos ideológica.

Un tertuliano discurso fácil, siempre y cuando haya cámaras, en ese lóbrego glamur de las televisiones del corrupto régimen, donde constantemente se manipula al pueblo, se le miente, criminalizando a quienes luchan de verdad por la gente oprimida del planeta, un espacio televisivo neo franquista que condena a quienes se salen del plato de los ladrones encorbatados, a Venezuela, Cuba, Siria, Palestina…, a todo país o persona que no entre por el aro del fascista imperialismo norteamericano, del BCH, del FMI, de la corrupta Unión Europea o de la Alianza Terrorista OTAN.

¿Qué coño problema hay en definirse claramente como izquierda? ¿Por qué mienten a la ciudadanía con falsos discursos que lo único que persiguen es la captación de los votos del miedo? ¿Por qué no dicen claramente que objetivos persiguen? ¿O es que acaso solo se buscan cargos públicos y alcanzar altas cotas de poder?

He comprobado al ser familiar de víctimas del franquismo como desde Ganemos o Podemos en Canarias, se nos ha ninguneado con la exhumación de las fosas comunes, llegando a la conclusión, tras muchas decepciones, una detrás de otra, que desde la dirigencia de estas organizaciones se teme apoyar estas justas causas para no perder votos, para evitar enfadar a ese sector de la derecha, que desde sus obtusas y ansiosas mentes, piensan que les votarán en futuras elecciones.

¿Cómo se puede vender por un plato de “lentejas a la urna” a quienes les segaron sus vidas luchando por la libertad y la verdadera democracia? ¿Ningunear a las familias de las víctimas del franquismo por un trozo de poder corrupto?

Queda claro que este juego macabro de no ser “ni de derechas ni de izquierdas” atesora otros siniestros intereses, pillar buenos cachos de poder, cuatro añitos de jugosos sueldazos, prebendas, favores y relaciones para esa futura puertita giratoria, esa que ahora tanto critican cuando hablan de “castas”, cuando ya están actuando como castosos, interesados y sinvergüenzas al servicio de un estado que mata de hambre a su pueblo.

¿A quienes pretenden engañar? ¿A cualquier obrero/a consciente desde luego que no? Somos muchos/as quienes sufrimos la miseria y el dolor de haberlo perdido casi todo, derechos humanos universales a manos de una rapiña mafiosa que viaja en coche oficial, que saquea y roba el patrimonio público.

¿Acaso son ustedes más de lo mismo?

Tengan un gesto de verdadera coherencia y déjense de sandeces, respalden de verdad a las personas empobrecidas, a colectivos de víctimas del franquismo, a quienes sufren el dolor de no tener nada, los/as que sobreviven sin trabajo, esos tres millones de niños/as que pasan hambre, aquellos/as que se suicidan cada día por razones económicas, quienes no tienen trabajo, las cientos de miles de familias que son desahuciadas de sus humildes viviendas por la mafia y sus sicarios.

Hablen claro y si no pacten ya con PSOE, PP, UP y D y otros partidos del régimen de los sobres, testaferros de la monarquía, que al menos hablan medio claro, que solo ocultan parcialmente sus verdaderos y vergonzosos objetivos, que parten de la punible premisa de masacrar nuestras vidas para enriquecerse.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es/

4 comentarios:

  1. Confieso, Francisco, que la declaración de Podemos de no ser “ni de derechas ni de izquierdas” me escandalizó al menos tanto como a ti, y me hizo desconfiar tanto como desconfías tú. Como no remontaré nunca -parece- mi parte más inocente, que no ingenua, me dije que la situación era tan grave, que recurrían a la declaración de marras para poder arrancar los más votos posibles y así estar en condiciones de salir de una situación insostenible, y que al fin y al cabo 'saltaba a la vista' que son izquierda. De todas maneras, es muy posible que tengas razón, y que las cosas no se expliquen por ahí, incluso que el remedio podría ser peor que la enfermedad.
    .
    Gracias por ayudar a perfilar lo que sea. Un saludo cordial de esta lectora y suerte para todos.

    ResponderEliminar
  2. De nuevo nos las dan con queso como hizo el sátrapa Felipe González al que solo le faltaba una coleta. Cuando alguien no dice lo que es realmente es para desconfiar plenamente. Buena reflexión que ayuda a desenmascarar a tanto traidor de la clase trabajadora.

    ResponderEliminar
  3. buen artículo... da qué pensar.

    ResponderEliminar
  4. Rajoy ganó las elecciones mintiendo y Pablito las va a ganar mintiendo. Es desesperante.

    ResponderEliminar