domingo, 24 de agosto de 2014

La traición al borde de la cuneta, del pozo y de la fosa común

Tantos de años de tristeza y de lucha sin cuartel contra el fascismo por parte de las familias de cada asesinado/a por el franquismo. Tantas décadas después sigue sin hacerse justicia. Los obstáculos no solo vienen del poder corrupto que roba a manos llenas el patrimonio público, sino que todo tipo de personajes tratan de humillar, manipular, tergiversar la historia de lo que realmente ha sucedido con nuestros fantasmas queridos/as, ahora enterrados salvajemente en fosas comunes, cunetas, simas y pozos.

Nos hacen daño, nos desprestigian, nos acosan laboralmente, nos tratan de dejar por locos/as que solo pretenden abrir heridas o como dijo un fascista del PP “aprovecharnos de subvenciones”. Ahora a este nuevo pelotón de fusilamiento social se suman otras organizaciones y militantes de lo que algunos siguen llamando “izquierda”. Se trata de que la memoria, la verdad y la justicia por la que hemos luchado desde que nacimos desaparezca, se cubra por un vergonzoso manto de olvido mientras ellos/as se lucran de las arcas ciudadanas, si logran él para ellos/as inmenso chollo, de hacerse con un puesto de “fieles servidores/as” del régimen.

Llegan a nuestras familias versiones manipuladas, malintencionadas, cuando alguna persona de buena voluntad les consulta “que porque no respaldan y apoyan esta causa por la dignidad y la verdadera justicia revolucionaria”. Les dicen y nos colocan como chiflados/as, mediocres, gente baja, simplemente por no alinearnos en sus parámetros partidistas, por no haber entrado nunca por el aro de la sumisión y el entreguismo a la caterva política.

Lo bueno de todo esto es que nos llenamos la conciencia cada día de una sanadora dignidad, respiramos y nos entra aire puro en nuestros pulmones, porque jamás nos hemos vendido ni nos venderemos, porque nuestra lucha es imparable al ser justa, insurgente y rebelde.

No tenemos miedo ni lo tendremos jamás, tampoco olvidamos ni perdonamos, ni a los asesinos fascistas causantes del tremendo drama de nuestras familias, ni a quienes ahora desde unas siglas de una “izquierda” traidora, esclava del dinero y la ambición, nos trata de desprestigiar y someternos para que no digamos nada, para que nos conformemos con una realidad nefasta para todas las víctimas del franquismo en Canarias y resto del estado español.

Seguiremos adelante, nuestra soledad en esta lucha ha sido constante, solo honrosas excepciones como Unidad del Pueblo, Partido Comunista del Pueblo Canario (PCPC), Intersindical Canaria, FSOC, la Asociación de Memoria Histórica de San Lorenzo, nos han apoyado siempre incondicionalmente sin pedirnos nada a cambio.

La lucha es larga, para nosotros/as, una carrera de fondo hasta la victoria o la muerte, los/as nietos/as tomamos el relevo de nuestros padres y madres, como ellos/as a su vez de sus asesinados/as progenitores. En el futuro serán nuestros/as hijos/as quienes tomen esta bandera roja hasta vencer y recuperar la verdad, la memoria y la justicia.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario