domingo, 17 de noviembre de 2013

Barrenderos de Madrid, barredores de tristezas, desde la victoria y la esperanza obrera

"Si me dijeran pide un deseo preferiría un rabo de nube, que se llevara lo feo y nos dejara el querube, un barredor de tristezas, un aguacero en venganza, que cuando escampe parezca nuestra esperanza".

Silvio Rodríguez - Rabo de nube

La mafia siempre tiene miedo, porque su estrategia se sustenta en la putrefacción. Si luchamos podemos vencerlos. La pasividad es la que genera que se sigan creciendo y machaquen nuestros derechos universales, nos quiten, nos roben cada consecución histórica para ingresarla en sus podridas cuentas corrientes, saqueando en cada nuevo robo, organizado por los sobrecogidos miembros del partido de la vergüenza y el genocidio social.

Una victoria de la huelga de los barrenderos en el Ayuntamiento de Madrid contra la ultraderechista alcaldesa, Ana Botella y su municipal mamoneo ultra católico, supone un verdadero punto de inflexión, que demuestra que si luchamos lo podemos lograr.

No valen excusas de miedos estúpidos a  perder un puesto de trabajo, que te machaquen a palos. Esta lucha debe ser hasta la victoria o la muerte o de lo contrario acabaremos sin nada, pidiendo comida, sin trabajo, sin esperanza, sin vida, en las interminables colas de Cáritas o los bancos de alimentos.

En cada lugar de trabajo de todo el estado español, se está produciendo una situación parecida, todos/as al parecer tenemos la soga al cuello, sobre todo quienes luchan y dicen lo que piensan a los cuatro vientos de la libertad y la cordura. Allí la gente se mantiene expectante, nadie dice nada en medio de la apestosa ley del silencio, del terror impuesto a sangre, EREs, fuego, reformas, recortes, privatizaciones, corrupción, talantes patronales antidemocráticos, profundamente corruptos y criminales, ya que despedir a cualquier trabajador/a o bajarle el sueldo es un asesinato premeditado.

“Esto es lo que hay”, afirman algunos terroristas de estado a sueldo del régimen fascista, “o lo tomas o lo dejas” “¿Qué prefieres seguir trabajando ganando menos o quedarte en la puta calle?” Dicen, nos dicen, nos fusilan con frases, rumores, cifras y noticias que nos apuñalan cada día, con el único objetivo de alienarnos, de robarnos, de que no reaccionemos y les permitamos seguir desvalijando, masacrando, privatizando nuestro patrimonio público.

Ellos saben perfectamente que si nos organizamos, si luchamos sin miedo como los barrenderos de Madrid los podemos tumbar, por mucho dinero que tengan, el poder obrero puede superar cualquier obstáculo. Nadie podrá pararnos si somos capaces de unirnos hasta la victoria. Una fuerza implacable que nos puede salvar de la basura humana que monta en coches oficiales, esnifa polvo blanco, gasta perfumes caros o se va de putas caras cada noche, gastándose el dinero que nos roban en cada nuevo pelotazo.

El ejemplo de los barrenderos de Madrid nos debe marcar el camino, una lucha hasta el final, sin nada que perder por la dignidad, la justicia y los derechos elementales de cualquier ser humano, personas de bien que han vencido a la “Cosa Nostra”, que no ha tenido otro remedio que joderse y aceptar la santa verdad, manteniendo puestos de trabajo, retribuciones y renunciar a cualquier bajada salarial.

Es posible compañeras/os, unámonos, podemos lograrlo, solo hay que masacrar el miedo y no tener nada que perder, la historia de los pueblos heroicos lo demuestra.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es/


No hay comentarios:

Publicar un comentario