jueves, 30 de mayo de 2013

Gran pacto de estado a la española para seguir chupando del bote

Al grito de “corruptos” y “ladrones”, un grupo de jóvenes españoles en Paris, abuchearon esta semana al ex presidente Felipe González y al presidente Rajoy, mientras salían de unas selectas y elitistas jornadas organizadas por el Instituto Berggruen para la Gobernanza. Las cámaras de tv, aparte de sus rostros de caraduras compulsivos, captaron el momento en que González le decía en voz baja al pasmado canciller,  “¿has recibido mi mensaje?”, a lo que el ex falangista contestó que “si”.
 
Estas esperpénticas imágenes de los dos siniestros jerarcas, metidos hasta el cuello en la mierda de los escándalos, coinciden con las declaraciones del líder de la oposición del PSOE, el neoliberal y pro marroquí, Rubalcaba, quien afirmó este jueves ante los medios de comunicación, “Hablé con Rajoy. Estamos creando un gran acuerdo”.
 
El cantado e inminente “gran pacto de estado”, entre estos dos partidos fieles al régimen borbónico heredero de la dictadura franquista, coincide con la macro estafa de proporciones gigantescas, que los sucesivos gobiernos del PPSOE han generado en los tristes años de esta democracia del sobre y el “¿como va lo mío?”, hundiendo al pueblo en la pobreza extrema, la indigencia, la desesperación, el desempleo, los suicidios y el hambre.
 
Este tipo de afirmaciones y devaneos miserables de estos impresentables, demuestran la complicidad entre las fuerzas políticas del bipartidismo español, donde se van repartiendo el pastel cada cierto tiempo, acudiendo prestos a apoyarse cuando las cosas le van mal al otro y viceversa.
 
En definitiva se trata de intercambiarse gobiernos, fingir entre cubatas subvencionados que se pelean, que se insultan, que se odian, pero todo es mentira, la cuestión es no perder el chollo millonario de gobernar, de forrarse con sueldos inmorales en un país en situación de emergencia social.
 
Privatizar, colocar, enchufar, montar en el dólar a sus familiares, empresas amigas y otros oscuros “asuntillos”, en los años que ostenten el poder, según ellos, “por el bien de España y los españoles”, pero siempre al servicio de las mafias financieras, las multinacionales por las que acaban siendo contratados, altamente remunerados sin dar puto golpe en sus retiros de lujo, gracias a las prebendas y favores de sus patéticos años de gobierno.
 
Esta es la vergonzosa realidad de un estado destruido, saqueado, hundido en la miseria, que solo sirve para enriquecer a los gobernantes y masacrar a su pueblo con medidas ultra liberales, siguiendo los dictados de la miserable Unión Europea, junto a la plataforma de delincuentes de cuello alto de la “troika”.
 
Se trata de saquear, de esclavizar a la clase trabajadora del estado español, quitarnos todo, dejarnos sin derechos, sin futuro, sin esperanza, siempre en beneficio del poder del dinero y sus sicarios de la banca y las grandes finanzas, que están conduciendo sin remisión  a la humanidad a la barbarie y el sometimiento.
 
Las palabras de estos líderes de los bajos fondos del poder, reflejan la que nos espera con ese nuevo “gran pacto de estado”. Más de lo mismo: miseria, hambre, corrupción, prevaricación, abusos de poder, evasión de capitales, dinero negro, sobres, más desempleo, recortes, desahucios y una sociedad destruida por sucesivos gobiernos de sátrapas.
 
 

1 comentario:

  1. Duro y contundente; reafirmo tus palabras; al PP$OE podrías añadirle CiU, PNV y otros... No hay salida dentro del imperialismo alemán de la UE... y menos en esta II Restauración caciquil bourbónica, una auténtica cleptocracia mafiosa.
    Salud.

    ResponderEliminar