miércoles, 20 de febrero de 2013

23F: Llego el momento de echarlos de sus poltronas desde las mareas rebeldes

¿Qué hacer para no enterrarnos en la más lúgubre de las desesperanzas? Esta es la pregunta que se hacen tantas personas angustiadas en todo el estado español. Víctimas de políticas inhumanas al servicio del poder financiero, en manos de crápulas gobernantes que no dimiten en cada nuevo escándalo de corrupción, que tienen la poca vergüenza de seguir mintiendo, robando, malversando, prevaricando y abusando de un poder desmedido, terrible y maligno, que está conduciendo a gran parte de la ciudadanía a la pobreza extrema, al abismo sin retorno del suicidio como válvula de escape, como salida al chantaje y la presión de una banca corrupta.

En Bulgaria el pueblo alzado logró esta semana, tras 10 días de movilizaciones, forzar la dimisión de su podrido presidente. Aquí tenemos el perfecto ejemplo que define lo que tenemos que hacer: salir a la calle y no volver a casa hasta que dejen sus cargos y poltronas, que les tiemblen los cataplines de miedo a estos aristócratas del lujo, las prebendas y los pelotazos. Que la ira del pueblo tumbe tanta miseria humana, la codicia de una casta política que ya no tiene bolsillos suficientes para meter todo lo que roban, inundando los paraísos fiscales de los millones que recaudan en sus vergonzosas operaciones y tramas.

Es el momento. Este 23F debemos sumarnos a esas mareas humanas en busca de esperanza, libertad y justicia. No podemos seguir permitiendo que nos expulsen de nuestras viviendas, que nos condenen a revolver en la basura la comida del día, que nos quiten el trabajo, la sanidad, la educación pública, que nuestros familiares mueran de hambre o en unos hospitales privatizados por mafiosos sin mantas, sin agua, sin atención médica.

Ya está bien de desfalcos, de sobres, de mentiras y de contarnos falsas películas de sacrificios, de esfuerzos, de decisiones dolorosas, que acaba pagando siempre el pueblo masacrado, nunca la chusma millonaria que roba, saquea, estafa, asesina y se queda con servicios esenciales que tanto esfuerzo y lucha nos ha costado conseguir.

Es la hora de echarlos, de expulsarlos del poder, de perseguirlos hasta que no les queden asquerosas madrigueras donde esconderse. Son ellos o nosotros, la vida o la muerte, el progreso o la miseria, los colores o la oscuridad.

Hay mucha gente que está pasando hambre, familias enteras que no tienen ingresos, personas que no se pueden pagar el transporte público, que tienen que caminar muchos kilómetros, gente mayor abandonada a una muerte segura en los centros sanitarios en vías de privatización, enfermos dependientes condenados al sufrimiento hasta que llegue el final, niños y niñas que no entienden porque viven en la pobreza, viendo sufrir a sus padres y madres en esta espiral de recortes, reformas, despidos y otras mafias.

No lo permitamos, ha llegado la hora de luchar hasta el final, de jugarnos el todo por el todo o de lo contrario lograrán su siniestro objetivo, que no es otro que anularnos, esclavizarnos, convertirnos en sus siervos, en sus criadas, para utilizarnos en sus antros y corruptos casino-prostíbulos del juego, del vicio, de las drogas caras. Ese es su único proyecto de futuro: QUITARNOS TODO, que no quede nada donde agarrarnos para vivir dignamente, hundirnos en la miseria y arrancarnos la capacidad de reacción y respuesta revolucionaria.

Son minoría y nosotros, nosotras somos legión, solo basta con alzarnos hasta el final, que cuando nos peguen en las manifestaciones respondamos y los hagamos cagarse de miedo. No dejemos que nos sigan avasallando, destruyendo derechos elementales y consecuciones históricas.

El 23F será el comienzo de un futuro mejor ¡Revolución o barbarie!

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es/

3 comentarios:

  1. Ya vivimos en una miseria moral, ética y espiritual muy pocas veces antes alcanzada. Con estas manifestaciones tan sólo provocáis el efecto contrario al deseado: fortalecer a ese sistema que tanto criticáis pero que tanto deseáis, tanto anheláis y por el que os arrodilláis como ganado para que os repartan unas cuantas más de sus migajas. No hace falta que esperes a que te esclavicen, ¡ya eres un esclavo! ¿No lo ves?

    Por otro lado, creo que no es muy inteligente hacer una "revolución" (o lo que sea eso, no tenéis ni siquiera ideas, estrategia, NADA) a los mejores fabricantes de revoluciones (inglesa, alemana, francesa, española, rusa, cubana, china, etc).

    ¿No os dais cuenta de que las "masas" os anulan como individuos? Hacer lo que queráis, pero ellos ya se están relamiendo por su victoria y todavía ni siquiera ha comenzado la batalla.

    Gracias.

    ResponderEliminar
  2. ¿Y que hacemos Alberto? No digas chorradas, porque lo que no podemos permitir es que esta mafia política nos hunda en la miseria y la pobreza sin hacer nada. Menos filosofía barata pro sistema y más lucha. Que sepas que los movimientos sociales desde las Mareas verdes, blancas, rojas, STOP Desahucios, 15M, 29S, Yayo flautas, etc, tienen alternativas claras a este mafioso sistema capitalista. Preocupate un poco de leer sus propuestas. Animate y pasate mañana por cualquiera de las manis en todo el estado español. No seas tan negativo que se fastidia el pancreas !Salud!
    Alicia Saavedra.

    ResponderEliminar
  3. Hola Alicia,

    la mafia política de la que hablas se encuentra legitimada por más de 24 millones de votos (cifras de las últimas elecciones generales).

    La miseria y la pobreza siempre han existido en el mundo moderno, solo que ahora la vemos de cerca y entonces al pensar que también nos puede tocar, se nos pone un nudo en la garganta.

    Quizá, "no votar" ya hubiera sido hacer "algo".

    La filosofía siempre ha sido barata ya que en los últimos dos mil años los filósofos (o la mayoría) se han dedicado a repetir lo "pensado" por los presocráticos y por Aristóteles.

    ¿Pro sistema? Te aseguro que estas manifestaciones favorecen mucho más al sistema que cualquier otra cosa. ¿Más lucha? Deberías revisar la historia de los siglos XIX y XX. En ella observarás para que ha servido la "lucha". Por ejemplo, mírate las cifras de muertos bajo el régimen comunista de Stalin. Te sorprenderás.

    Yo no soy tu enemigo. Simplemente creo que la estrategia es la equivocada. Y ahora me preguntarás tu, ¿y cuál es la estrategia que propones? Bien, en primer lugar no sé por qué debería proponer algo. En segundo lugar, te aseguro que ahora mismo no conozco esa estrategia, no te voy a engañar.

    Hablas de movimientos sociales. Bien, el mundo moderno se fraguó bajo los movimientos de "masas". Por lo tanto, no me dicen nada nuevo esos movimientos. ¿Qué proponen?, ¿parar los desahucios? ¡Menuda estrategia! Obviamente, hay que pararlos. Pero primero de todo habría que hacer algo más importante. ¿Por qué no paramos nuestro egoísmo? Recuerdo a gente que hace unos años especulaba con pisos. He conocido a gente estafada en el taller, en el taxi. Tuve un conocido que se llevó una subvención del Estado que no necesitaba. ¡Todos deseamos tener un piso! ¿Qué pretendemos hacer si los primeros corruptos somos nosotros?

    ¿Cuáles son sus alternativas?, ¿más Estado del bienestar? Muy bien, ¡más capitalismo! Luchamos contra el capitalismo con más capitalismo. ¿Por qué no comenzamos a pensar que el Estado del bienestar ya no nos puede mantener y que ha llegado la hora de madurar y de hacernos las cosas por nosotros mismos, ayudándonos los unos a los otros?

    Creo que no soy negativo, simplemente soy realista.

    Un cordial saludo, Alicia.

    ResponderEliminar