lunes, 28 de enero de 2013

No podrán detener este viaje por la tormenta. Somos legión

Un buen amigo periodista me mandó un enlace donde se criticaba mi blog, con el mensaje de que “parece que Viajando entre la tormenta está molestando”. Esto era difundido en twitter por no se sabe que personajes, seguramente cercanos a la “mamandurria canaria”, haciendo un enigmático llamamiento “a tomar nota” de las cosas que escribo, algo así como una especie de convocatoria a los cuatro vientos borrascosos de Internet para que me vigilen, que controlen las cosas que digo en esta ensobrada democracia, donde se supone que hay libertad de expresión, para decir lo que uno piensa de esta basura de sociedad capitalista.

En Canarias y en su historia ha sido siempre característico machacar a todo el que se salga del plato de lo establecido, a quienes se rebelen y digan las cosas claras sobre la explotación de su pueblo y la destrucción de la naturaleza insular. El cipayismo congénito siempre ha condenado a las mentes libres, tomando graves represalias para amedrentar y acallar voces discordantes. Yo mismo las he sufrido en el terreno laboral más de una vez, siempre por señorones/as mediocres, que demuestran su miedo pisoteando derechos laborales, tratando de amargarte la vida para que te vayas o te suicides. Hay muchas formas de matar y el terrorismo no es solamente el tiro en la nuca o el coche bomba, también existen otros métodos más sofisticados, que suelen aplicar ciertos elementos de cuidado que presumen de demócratas, que utilizan su poder para machacar vidas, para asesinar con recortes sociales, con privatizaciones, con saqueos y represalias a trabajadores/as que no sean de su particular cuerda siniestra.

Lo más triste es que esta funesta forma de actuar generó que más de 6.000 canarios/as fueran asesinados por el franquismo a partir de 1936, en una tierra donde no hubo resistencia al golpe de estado fascista. Ahora la misma casta que se molesta con lo que escribo, parece tener el mismo modus operandi de los que destruyeron a miles de familias, los que torturaron, violaron a mujeres republicanas y asesinaron en su cuna a niños/as inocentes.

Ladran, luego cabalgamos, fue lo primero que le contesté a este buen amigo y compañero de lucha, del que omito su nombre, para evitar que también a él lo machaquen y lo persigan, poniendo su magnífico blog en boca de esta pandilla del pelotazo. Los mismos fascistillas con distinto collar, que también pululan por las redes sociales, donde buscan víctimas a las que vilipendiar, amenazar y ridiculizar.

La verdad es que me alegra mucho que ciertos personajillos lean mi humilde blog, un espacio escrito con el corazón, que manchen sus teclados de babas rabiosas, mientras analizan mis opiniones y reflexiones sobre el actual estado de las cosas.

Uno al que le viene de viejo eso que llaman conciencia social, la cual llevo incrustada en la piel a fuego lento, viendo desde niño como mis parientes sufrieron la persecución del franquismo, la humillación, el robo de sus propiedades, el asesinato, la tortura, las violaciones de derechos. Por eso a este aprendiz de bloguero combativo ya no le sorprende nada, el miedo ya no circula por las venas de mi alma, sino la sana intención de luchar por un mundo mejor, simplemente como el pájaro libre que levanta el vuelo liberador huyendo de la jaula.

Por ello escribo cada letra, cada palabra, perfumándola de rebeldía, de amor, de sensibilidad, de cariño por todos los seres que sufren, por toda la gente que está sometida a este sistema criminal. Las millones de personas que pasan hambre, las familias que son desahuciadas de sus viviendas por la mafia bancaria, la infancia malnutrida y bajo el umbral de la pobreza, la ciudadanía desesperada que se toma un tarro de pastillas, se tira por un puente o se quema a lo bonzo, huyendo de la barbarie capitalista. Por todos ellos, por todas ellas escribo y gasto las horas, siempre denunciando cada injusticia en cualquier lugar donde se cometa.

Jamás podrán parar este vendaval de letras cargadas de futuro. Ni con amenazas, ni con represalias, ni con mentiras. Y cuando ya no esté vendrán otros/as, llenando el mundo de claridad. Cada día somos más en la construcción de una nueva sociedad, donde todo sea para todos/as y exista la verdadera justicia, la que emana de la profunda dignidad de los pueblos.

Somos legión.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es/

4 comentarios:

  1. No lo conseguirán, cada día somos más, salimos de cada esquina, de cada nube, de cada esperanza. Todo mi apoyo. Felicidades por este blog tan necesario.

    ResponderEliminar
  2. Animo y adelante Francisco, a mi me encanta tu blog un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Gracias inmensas a lxs dos. No lograrán parar la fuerza que nos une para que de una vez vuelvan los colores y la alegría. Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  4. Tranquilo, tocayo. Como dice un amigo: que hablen de ti aunque sea bien.

    Además, deben estar acostumbrados ya y seguro que les han dejado de pitar los oídos. Y como tengan que ir a por todos, no van a dar abasto.

    En cualquier caso, para lo que necesites, ya sabes dónde estamos.

    Ánimo, que es buena señal.

    ResponderEliminar