sábado, 8 de septiembre de 2012

La fiesta del Pino y la casta política

Todos los años se juntan el 7 de septiembre en Teror, un municipio grancanario donde la iglesia católica se inventó hace varios siglos que apareció una virgen sobre un pino. Por allí se acercan junto a la curia cómplice y redomada una jarca de políticos en coches oficiales disfrazados con trajes típicos de las islas. Con sonrisas cínicas se juntan con el populacho cargado de ofrendas y parecen no haber roto un plato, se transforman en seres entrañables y olvidan los negocietes por un día al amparo de las sotanas y el olor a chorizo con pan de huevo.

Da verdadera grima verlos en la mediocre retransmisión televisiva, más canarios que nunca, aferrados a supersticiones religiosas y milagros para dar falsas esperanzas a su pueblo, tapar bajo un manto de mentiras la miseria de cientos de miles de personas, de gran parte de una ciudadanía canaria que pasa calamidades para llegar a fin de mes, en una tierra donde se baten tristes récords de desempleo, de fracaso escolar, de suicidios por razones económicas y de corrupción política.

El bufón mediático de turno los halaga desde un micrófono, los entrevista y les pregunta su opinión sobre algo tan etéreo y dudoso como una virgen, sobre una fe propagada a golpe de espadas y cruces desde la sangrienta conquista. Ellos y ellas muy serios, ataviados de canariedad responden serenamente como autómatas y no dicen nada de los próximos recortes sociales, de la privatización de la sanidad, de los ERES en la administración pública y la empresa privada, del criminal final de las ayudas a la dependencia, del despido de 1.100 profesores/as en este principio de curso escolar, de la clasista subida de tasas en la universidad, de los miles de desahucios de familias humildes por la depredación insaciable de una banca podrida. Callan las verdades y salen por la tangente de la fiesta y el sarao popular, obviando los verdaderos problemas de su pueblo, al mejor estilo del siniestro pan y circo de sus antecesores franquistas.

Esta es la vergonzosa casta que maneja parte de las instituciones más importantes de las islas, salvo honrosas y escasas excepciones, gobiernan para otros intereses muy alejados de las personas que los votaron. Hacen política en beneficio de aguerridos constructores, de millonarios empresarios que les piden cuentas de la venta de sus almas, cuando en aquella cena de tapadillo recalificaron sus conciencias por un par de maletines repletos de billetes.

Les importa un bledo su pueblo, se las suda que haya miles de niños/as bajo el umbral de la pobreza, que se estén produciendo desmayos en clase de menores cuya única comida diaria la hacen en el colegio, que miles de familias vivan de la beneficencia y los comedores sociales.

Todo da igual en este día de fiesta y estos capitostes le rezan a la virgen oliendo a vino y mojo cochino, para seguir aumentando sus fortunas y las de sus familiares. El obispo sonriente y con sus mejores galas y joyas les da las bendiciones y a disfrutar del ventorrillo y las alegres canciones de siempre. Cruda realidad de un pueblo en manos de seres sin escrúpulos, capaces de todo para mantener un estatus construido sobre el empobrecimiento progresivo de más de 400.000 isleños/as sin esperanza y sin futuro.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es/

4 comentarios:

  1. Insaciables estos caraduras que viven sobre la miseria del pueblo canario. No han parado de mamar desde que conquistaron estas islas y resulta patético que no haya surgido ya una rebelión popular para acabar con tanta mierda y expolio. Ahul.

    ResponderEliminar
  2. Los festejos "populares" son utilizados como ese circo que nubla esa masacre que se está produciendo con el lema de la "austeridad" para crear "confianza".
    Es evidente que esa palabra tan hermosa, la confianza, la han convertido en sucio palabro económico que destruye familias, lleva a PERSONAS al precipicio de la desesperación, al suicidio, al hambre, al fracaso escolar programado, a la muerte de SERES HUMANOS que han sido abandonados en la cuneta de la desatención sanitaria; un constante atentado a los derechos humanos que es aplaudido por gobiernos al servicio de matones, con sede en paraísos fiscales, donde se reúnen y llenan de opulencia sus barrigas y su asqueroso patrimonio, ganado a costa del saqueo y la muerte de INOCENTES.
    Mientras la escuela pública y la sanidad se va al carajo, estamos financiando la escolaridad y la asistencia sanitaria a los ricachones que nos roban.
    No podemos dejar que roben el futuro de nuestros/as hijos/as, que nos roben el pan que nos pertenece, que nos roben constantemente utilizando justificaciones económicas fantasmas. No podemos dejar que pase más tiempo sin contestar masivamente a estos fantoches vividores que legislan a su antojo sin tener en cuenta al pueblo.
    No podemos dejar que se utilicen los congresos para debatir intereses que no respondan a las necesidades del pueblo.
    No podemos dejar que echen a miles y miles de personas de sus casas y sus trabajos mientras el dinero que se ahorran con todo ello, se lo llevan para uso y disfrute de cuatro familias cuyo poder lo han conseguido a través de la explotación a pueblos enteros, tráfico y mafias que cada vez se instalan más cómodamente en los tejidos necrosados de este sistema.
    No podemos dejar que un gobierno haga del fraude una legislatura; un fraude que cuesta VIDAS HUMANAS.
    No podemos tolerar una oposición que no defienda los derechos de todos/as. Y si lo hace, que no lo haga con la boca pequeña.
    No somos siervos, no somos carnaza moviendo los remos de este sistema podrido al que tenemos que asestar el último golpetazo en la yugular para enviarlo a los libros de historia y crear entre todos un sistema justo donde quepamos todos y donde se juzgue a todos estos asesinos que saquean “a la carta”.
    ¡¡¡Basta ya!!!
    Felicidades por todos estos artículos tan necesarios.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Esta es la casta que lleva generaciones explotando a nuestro pueblo y destruyendo nuestra tierra para su beneficio personal. Lo de Teror es vergonzoso allí se juntan curas, obispos, militares y políticos sonrientes y enchaquetados con sus mejores galas. La hipocresía que desprenden da verdadero asco. Hay que destruir tanta mierda y eso pasa por una verdadera revolución para acabar con los culpables de la miseria de los canarios. Saludos desde Tinamar.

    ResponderEliminar
  4. Muy acertados los comentarios, agradecer la participación en este blog a los dos anónimos y a Marta. Pienso que enriquecen sobremanera cada línea escrita y que contribuyen a servir de ventana abierta ante la vergonzosa manipulación mediática impuesta por la falsimedia al servicio del régimen. Cada paso que demos, cada palabra escrita es un paso más hacia esa revolución imparable que ya está en marcha. Saludos revolucionarios.

    ResponderEliminar