lunes, 18 de junio de 2012

Ganó el miedo en Grecia

La amarga e inestable victoria de la derecha en Grecia me recuerda aquellas elecciones en Nicaragua convocadas por el Frente Sandinista, después de años de presión, terrorismo internacional y contraguerrilla, financiada por el imperialismo norteamericano sobre una legítima y justa revolución.

Estas elecciones las ganó la derechista y títere del imperio,Violeta Chamorro. El voto del miedo triunfó de nuevo hundiendo a este país centroamericano en la absoluta miseria social y económica. Afortunadamente años después se hizo justicia y ahora gobierna de nuevo el citado Frente de izquierdas y su presidente Daniel Ortega, que trata de paliar con uñas y dientes la inmensa pobreza con políticas donde los sectores más desfavorecidos son la prioridad.

La presidenta alemana Angela Merkel aliada con sus compinches del Fondo Monetario Internacional, el Banco Central Europeo y otras corporaciones de millonarios, pidieron al pueblo griego que votaran por los partidos europeístas. Como en Nicaragua utilizaron el terror al caos para amedrentar a una ciudadanía que sufre la devastación del neoliberalismo salvaje.

El voto se convierte en una daga de dolor y chantaje, cuando desde la Europa de los mercaderes se presiona, se amenaza y se acorrala a un pueblo pisoteado por los recortes, los suicidios y las reformas inhumanas.

La izquierda radical acabó pagando la presión y el miedo infundido por esta tropa de ladrones de cuello alto. Ahora toca seguir sufriendo bajo los dictámenes siniestros de una Europa convertida en el nuevo imperio del dinero, las privatizaciones y el despilfarro, siempre para beneficio de los poderosos, de las grandes fortunas y de unos políticos que utilizan su cargo para enriquecerse vergonzosamente.

Como en la Nicaragua de Chamorro, este proceso electoral conducirá al pueblo griego hacia el sufrimiento extremo, al aumento del hambre infantil, al desarraigo familiar y a los recortes en sanidad, educación y otros servicios esenciales.

Los dirigentes de la Europa de los mercaderes tienen como objetivo consolidar su particular tropa de esclav@s, por eso no van a parar hasta que los pueblos de cada país se rebelen de verdad y salgan a las calles no solo para manifestarse y gritar, sino para llevarse por delante como un gran tsunami popular tanta depredación, corrupción y abuso de poder.

2 comentarios:

  1. El miedo gana a la voluntad, a la solidaridad, a la propia vida. Y como comentas, este miedo pasará una factura terrible.
    Habrá que vencerlo de nuevo.
    El ejemplo de Nicaragua que pones es muy adecuado. Cuando escribí sobre Nicaragua en una obra sobre la acción de EE.UU. en el mundo, mostraba también como tras años y años de la dictadura de los Somoza, donde los medios de comunicación estadounidenses habían sido muy benévolos con ellos, de repente, tras la llegada de los sandinistas, empezaron a denunciar supuestos abusos a los derechos humanos.
    La hipocresía del poder occidental es una de mis mayores motivaciones para denunciar sus vilezas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Así es Mikel, el imperialismo solo denuncia a los gobiernos que no siguen sus siniestras directrices políticas. El miedo es su mayor baza para seguir esquilmando el planeta, asesinando y financiando guerras imperiales. Un abrazo.

    ResponderEliminar