jueves, 12 de abril de 2012

El petróleo argentino y el ministro colonial

Al gobierno de España con total chulería le parece muy mal que Argentina quiera recuperar su petróleo y expulsar de YPF a Repsol. El ministro Soria salió públicamente sin parpadear ante las cámaras con carilla de señorito, para amenazar al gobierno de este país sudamericano de que cualquier hostilidad con cualquier empresa española traerá “consecuencias”. Patético y triste que se pisotee con estas vergonzosas amenazas la dignidad y la soberanía de un país, de un pueblo que tanto ha sufrido la complicidad brutal del imperialismo.

El petróleo argentino fue regalado por gobiernos mafiosos a cambio de prebendas millonarias en el pasado, ahora el justo gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, exige recuperarlo y terminar de una vez con ese expolio, con el saqueo de un patrimonio de su pueblo, ahora en manos de especuladores de una multinacional que manipula la producción con oscuros intereses.

La actitud neocolonialista del señor Soria contrasta con la imagen democrática que pretende dar la europeísta España del siglo XXI, la misma del recorte brutal a las personas desfavorecidas, la del desempleo masivo, la que endurece el Código Penal para evitar movilizaciones sociales. La del gobierno neoliberal que machaca derechos a su clase trabajadora, para enriquecimiento de la banca y las grandes fortunas.

La cara furiosa, seria y desencajada de este ministro canario me recordó otros tiempos de brutales dictaduras, la del siniestro Henry Kissinger cuando hablaba en los años 70 de que el cobre chileno no podía acabar en manos de un gobierno marxista encabezado por el heroico presidente Salvador Allende, que fue asesinado por el imperio defendiendo la libertad, la soberanía y el bienestar de su pueblo. Luego ya todo vino solo: torturas, crímenes de estado, desapariciones, robo de niñ@s y la entrega de los recursos naturales a las multinacionales del imperio.

Tantos años después sobreviven esos tics coloniales y autoritarios de los miembros de un gobierno que funciona bajo los dictados del Fondo Monetario Internacional. Por los mismos motivos y para seguir saqueando pretenden buscar petróleo en aguas Canarias, haciendo oídos sordos a las masivas protestas ciudadanas, que tratan de evitar la posible hecatombe medio ambiental de un vertido en una zona del estado que vive del turismo, la inminente destrucción de una biodiversidad marina única en el planeta.

Felicitar desde estas islas atlánticas al valiente gobierno de Cristina, al hermano pueblo de Argentina en su lucha contra la explotación foránea de sus recursos naturales.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es/

Cuando tenga la tierra - Mercedes Sosa

No hay comentarios:

Publicar un comentario