lunes, 20 de febrero de 2012

Furia policial (homenaje a todo el alumnado del IES Lluís Vives)

“Solo queremos una escuela digna, una escuela para todos y todas, solo queremos estudiar”, así gritaba un joven menor edad del Instituto valenciano Lluís Vives, mientras era aporreado salvajemente por miembros de los anti disturbios de la Policía Nacional. Las calles de Valencia volvieron a llenarse de gritos, llantos y golpes brutales contra niños y niñas que solo defienden tener calefacción en sus aulas, paralizar los recortes salvajes en la escuela pública y evitar su privatización.

Hoy he visto el vídeo de la intervención represiva en You Tube y se me ha erizado la piel ante la grotesca y vergonzosa actitud policial. ¿Es que acaso estos agentes no tienen hij@s en edad escolar? ¿Como se atreven a maltratar cobardemente a menores que solo exigen derechos constitucionales y legítimos? ¿Es este el modelo educativo que quiere promocionar el partido del gobierno basado en la represión y el miedo? Son preguntas que se lleva el viento más helado del fascismo y que me traen oscuros recuerdos del pasado franquista que ahora parece resurgir. El problema es que se supone que vivimos en una democracia europea del siglo XXI y que sin son capaces de hacer esto con menores, que no harán con cualquiera que decida manifestarse libremente exigiendo lo justo.

Los gobernantes españoles presumen de vivir en una democracia monárquica consolidada y alejada de postulados dictatoriales. Critican que por ejemplo en Cuba no haya libertad y se meten en cruzadas por la democratización de países que están a miles de km, mientras ordenan a sus esbirros golpear impunemente a jóvenes estudiantes que son testigos directos de como se están cargando la educación pública, que recortan la vida y la dignidad de sus familias para beneficio de mafias bancarias. Precisamente en la tan criticada Cuba se goza de uno de los sistemas educativos más avanzados del planeta, con una sanidad gratuita y al servicio del pueblo, no solo del cubano, sino de cualquiera que lo quiera conocer y disfrutar, esto no lo dice una persona de izquierdas, lo afirma la propia Organización Mundial de la Salud (OMS) en sus informes anuales.

El ejemplo heroico de los chiquillos y chiquillas del Lluís Vives, debe servir de piedra de toque para levantarnos de una vez contra tanto privilegio político, salir a la calle como se hizo este domingo 19 de febrero en todo el estado reclamando nuestros derechos, mostrando los dientes a los guardianes del capital para que comprendan que jamás podrán con la dignidad de los pueblos.

7 comentarios:

  1. me voy a tomar una licencia arrebatada, eso sí, puedes recusarme por ello. Hago podcast y suelo siempre pedir permiso para el uso de contenidos ajenos, pero en ñ´éste caso y dadas las circunstancias me he permitidfo el lujo de acceder cual trotón en una cristaleria.
    Te paso en éste mismo comentario el enlace y si lo ves conveniente me lo dices y retiro el contenido que me arrogo indebidamente.
    Eso sí, pienso y suscribo todo el contenido y abrezo cada día más fugazmente, la libertad que se nos vá de las manos cual arena fina de playa.

    rayjaen@gmail.com www.latabernagalactica.com

    ResponderEliminar
  2. Por supuesto Rayjaen todo tuyo y difundelo donde quieras. Se hace necesario.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias, y disculpa el atropello de letras.
    En el caso de que quieras comprobar el resultado lo tienes en mi blog o Itunes.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias a ti Ray y felicidades por tu blog. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Lo cuelgo en facebook querido amigo Paco. Saludos

    ResponderEliminar
  6. Estimados amigos, he recibido dos comentarios referentes a este artículo donde se dan nombres y direcciónes de cierta gente vinculada a cuerpos de seguridad del estado. Para evitar represalias y acciones jurídicas contra este blog he decidido no publicarlos. Sería bueno que redactaran el comentario de nuevo sin dar tantos datos personales y se podría publicar sin problema. Un fuerte abrazo y muchas gracias por participar en este viaje entre la tormenta.

    ResponderEliminar