miércoles, 8 de febrero de 2012

Corazón de tiza

Luis Alberto rodó entre nubes de algodón cuando aquella dictadura daba sus últimos coletazos, resistió desde el rock la enorme masacre de miles de argentin@s desaparecid@s, asesinad@s por los siniestros generales alzados contra la democracia. En cada nota y en cada canción estaba presente esa tremenda sensibilidad, mucha pena y tristeza disfrazada de acordes mágicos.

Spinetta se ha marchado este miércoles 8 de febrero con 62 años a formar parte de la gloria eterna de los grandes junto a su hermana Mercedes Sosa. Convertido en icono de la cultura argentina con canciones que perviven en el imaginario colectivo, tan inmensas como la humilde vida de “El Flaco”. Obras de arte musicales como “Muchacha”, “Plegaria para un niño dormido”, “Ana no duerme” y tantas otras.

Hace pocos días colgaba en este blog uno de sus temas sin saber que estaba a punto de partir hacia su último viaje. Luis Alberto no ha dejado de sorprendernos y desde esta tierra canaria también se le admira y se le llora. Seguramente andará ahora mismo robando colores en cualquier lugar del infinito, construyendo castillos de luz en las esquinas del tiempo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario