viernes, 20 de enero de 2012

Vergel de ladrones sin par

Los empresarios turísticos hoteleros y extra hoteleros, afirmaron en la Feria Internacional del Turismo (Fitur) esta semana de enero, que las camas para la temporada de invierno en Canarias están totalmente ocupadas, que incluso los tour operadores nórdicos ya no encuentran plazas libres en este trimestre. Difundieron entre flashes y cámaras la multitud de peticiones de los mayoristas europeos a muy buenos precios, que son rechazadas por tener la planta hotelera repleta.

Estos datos presentados a bombo y platillo en Madrid por altos cargos del Gobierno de Canarias y la patronal hotelera, contrastan sospechosamente con las más de 300.000 personas desempleadas en las islas, con miles de familias desahuciadas de sus viviendas, con datos de fracaso escolar que baten récords en el conjunto del estado, con una población juvenil que acaba sus estudios universitarios sin ninguna perspectiva de futuro. Un territorio con altos índices de especulación urbanística y corrupción política que se vende en el exterior como un monárquico paraíso de confort, playas de arena blanca y mucha marcha discotequera.

Resulta cuanto menos muy curioso que esta franca recuperación del turismo en Canarias no genere empleo, ni mejore la situación social de las islas, sobre todo de las personas que se dan cita cada noche ante los contenedores de basura de las grandes superficies para poder alimentarse, que sufren de necesidades extremas y forman diariamente fila en los comedores de Cáritas, familias con todos su miembros en paro y que no llegan a fin de mes. Parece que toda esta avalancha turística solo sirve para llenar las cuentas bancarias de los listos de siempre, aquellos que han destruido cientos de playas vírgenes y arrasado por un litoral único en el planeta por su biodiversidad.

Ahora y aprovechándose de este invento de la crisis la casta empresarial sigue ganando millones de euros sobre la miseria de los empobrecidos, despidiendo masivamente a gran parte de su personal, montando expedientes de regulación de empleo hechos a su medida por la autoridad laboral, forrándose con sus hoteles repletos mientras el pueblo canario sufre la peor situación económica de su historia.

Como siempre esta troupe de amigos de los negocios lucrativos a costa de lo que sea tiene el apoyo incondicional de gran parte de una clase política sin rubor, sin vergüenza para beneficiar a sus cómplices a cambio de prebendas. De nuevo quienes pagan el pato son los sectores populares como en tantas partes de este saqueado planeta, donde los poderosos hacen piña para seguir esquilmando los recursos naturales, siempre con el beneplácito institucional, explotando y amargando la vida de las personas humildes.

Hacen falta muchas voces que desenmascaren las enormes mentiras sobre esta crisis, las inmensas contradicciones de quienes nos piden esfuerzos resignados ante sus recortes y reformas anti obreras, cuando siguen amasando fortunas millonarias en sus paraísos fiscales. No nos dejemos engañar ni por esta mafia organizada de banqueros y políticos corruptos, ni por las peroratas de las grandes centrales sindicales amarillistas y sumisas al sistema, dirigidas por millonarios de relojes caros, sibaritas de restaurantes de cinco tenedores, de lujos de nuevos ricos al amparo de sus traiciones cotidianas a la clase trabajadora.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario