sábado, 5 de noviembre de 2011

La campaña electoral de los desahucios

Mientras dura la campaña electoral en el estado español 7.500 familias serán desahuciadas de sus viviendas por impago de hipotecas. La banca seguirá especulando con los hogares de las personas humildes para forrarse a costa del sufrimiento ajeno, del enorme drama de perder una casa para luego seguir pagando a estos sinvergüenzas durante muchos años.

En estos quince días los grandes partidos que conforman el visceral bipartidismo lanzarán consignas, alzarán sus manos en señal de victoria, abrazarán a todo hijo de vecino, besarán niños en los brazos de sus madres, se convertirán en supuestos hombres buenos, mientras en la trastienda del estado los jueces y la policía desalojan, desahucian, expulsan de sus casas a miles de familias a las que no se les busca una salida, solo se les exige llevarse sus pobres muebles, sus enseres y ropas para dejarle la casa limpia a los usureros.

Esta es la democracia que nos venden desde su parafernalia electoral, la democracia del despilfarro, de la corrupción, de la realeza trasnochada, del vale todo, de los recortes sociales, de las reformas neoliberales, de los gastos militares, de la brutal represión policial sobre quienes se manifiestan pacíficamente exigiendo derechos. Casi todos entran por el aro, hasta la izquierda arrodillada que firmó la transición sobre las cunetas, fosas comunes y pozos donde yacen los fusilados y desaparecidos por el franquismo. Salirse del tiesto es ser un subversivo, un insurgente, hasta en algunos casos para ciertos plumillas de la “Brunete Mediática” te conviertes en amigo de los terroristas.

El verdadero terrorismo es dejar en la calle a gente humilde, robarles sus casas a familias trabajadoras, chuparse cada mes un pastón por ostentar un cargo público mientras casi cinco millones sufren desempleo y pobreza. Esto sí que resulta triste y avergüenza a las personas honradas, que contemplamos boquiabiertos esta campaña que se olvida de la dignidad y la justicia con la mayoría del pueblo.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario