jueves, 17 de noviembre de 2011

El voto cuando es revolucionario

Me llegan al correo aparte de la publicidad basura que no filtra el spam propuestas electorales de amigos, de compañeros, de conocidos. Opciones varias para votar este domingo negro de crisis y explotación capitalista. Me convidan a votar por parte de esa “izquierda” que se puso a cuatro patas en la transición del régimen franquista a esta vergonzosa democracia monárquico-bancaria, donde gran parte de la población sufre el terrible drama del desempleo, de los desahucios de las casas de la gente empobrecida, de las guerras imperiales asesinando a miles, otros millones mueren de hambre, sin que nadie, ningún presidente, canciller o ministro asesino sea juzgado en tribunales internacionales por crímenes de lesa humanidad. Una democracia que olvida su memoria y las miles de víctimas de la dictadura, de gravísimas desigualdades sociales, de represión, de ilegalización de cualquier alternativa política que se salga del guión de lo políticamente correcto, de presuntas torturas y maltrato en cárceles y siniestras comisarías, según denuncian organizaciones internacionales de defensa de los derechos humanos.

Otros me recomiendan, me piden encarecidamente mi voto para otra “izquierda” que se dice ecologista, aunque casi no se les vea, personajes desconocidos que surgen cada cuatro años para defender la Madre Tierra, solo meses antes de las elecciones se les ve el plumero. Una “izquierda verde” que apoyó la invasión y el genocidio de la Alianza Terrorista OTAN en la guerra de Libia, pero que ahora se hace muy guay para pedirnos el voto a los que damos el perfil izquierdoso y alternativo. Organizaciones con candidatos de nombres compuestos y rimbombantes que suenan a burguesía decadente, a señoritos que se aburren entre sus millones para meterse en política y entretenerse en campañitas, para si salen elegidos acabar transigiendo a los dictados del sistema.

No sé cuál será la próxima propuesta en forma de mail, espero no tener amigos que me pidan votar por los destructores de Tindaya en Fuerteventura, por aquellos que apuestan por un tren millonario en tiempos de crisis en la isla de Gran Canaria, los que van a llenarse los bolsillos y algo más con el Puerto de Granadilla en Tenerife. Afortunadamente ya no me queda nadie que me pida el voto para el PPSOE, menos mal.

Por favor compadres, comadres si leen esto antes del 20N no me lo pidan porque de mi no van a conseguir nada, solo darme trabajo para llenar la papelera de mi correo de proposiciones indecentes.

Existen otras salidas afortunadamente: la izquierda anticapitalista, antisistema, ecologista de verdad, la que lucha contra el imperialismo y el colonialismo cipayo, la que no se vende nunca al poder del dinero. Las formaciones que defienden sin rubor a la clase obrera, la gente que duerme en las plazas exigiendo una democracia real y verdadera. Con cualquiera de estas opciones me identifico, al final no sé si votaré o haré una abstención activa, no se enfaden los que se disputan mi voto porfi, pero ya estoy harto de tanta basura, de tantas mentiras. Ahora es tiempo de enfrentarse al sistema a pecho descubierto, de lo contrario nos convertirán en esclav@s.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com/

1 comentario:

  1. Amigo, muy respetable la opción suya. En estos tiempos, el voto no ha pasado a ser desgraciadamente mas que un instrumento mas de manipulación de los grandes poderes fascistas, disfrazados de demócratas. La realidad es que todos esos desencantados y manipulados por la propaganda van a votar si o si a los dos grandes PP,Psoe, y al final ellos, los fascistas habrán legitimado en nombre de la democracia a aquellos títeres que conviene en cada momento. Estamos en tiempos difíciles y de cambios, no económicos, que también, si no del fin de un ciclo que esta llegando al extremos de la putrefacción. Aun así, hay que usar uno de los pocos instrumentos que quedan, el voto, cada uno allá donde cree que deba ir, o absteniéndose activamente que es un derecho tan digno como cualquier otro...Salud

    ResponderEliminar