viernes, 9 de septiembre de 2011

Unidad insurgente

Aquí viene el árbol, el árbol de la tormenta, el árbol del pueblo. De la Tierra suben sus héroes como las hojas por la savia, y el viento estrella los follajes de muchedumbre rumorosa, hasta que cae la semilla del pan otra vez a la tierra.

Pablo Neruda. Canto General. Los libertadores

A pocos meses de unas nuevas elecciones generales donde todo el mundo espera el batacazo electoral del PSOE y el triunfo arrollador de la derecha del PP, siguen aumentando las cifras de desempleo y cada vez se percibe más la pobreza en los barrios y pueblos de Canarias. La izquierda anticapitalista no acaba de arreglar sus problemas ancestrales para formar un verdadero frente amplio, que inicie un proceso de lucha que logre consolidar una organización que avance al margen de aquellos que han vendido a la izquierda, haciéndose cómplices del capital y la banca desde que firmaron la llamada transición (¿o traición?) democrática pasando por encima de la memoria y la dignidad de miles de asesinados por el franquismo.

Las viejas rencillas afloran en cada intento, unos porque se creen con toda la razón y alardean de una pureza ideológica infranqueable y otros porque no saben vivir fuera del conflicto, haciendo gala de posturas que le hacen el juego a la policía secreta del régimen bancario en que vivimos. Evitando con su cabezonería que surja una alternativa que aglutine a todos los sectores de la izquierda insurgente y rebelde contraria a este sistema depredador y genocida.

Mucha gente de la izquierda revolucionaria nos alegraríamos de que este proceso se hiciera realidad, que nos uniéramos desde un programa común para hacer frente al "Tea Party" organizado del bipartidismo, que se intercambia el poder cada cierto tiempo para seguir matándonos de asco y miseria, manteniendo en la nómina pública a un prototipo de político cacique, que mayoritariamente solo piensa en sus negocios y en el aumento de jugosos dividendos en sus cuentas corrientes.

En Canarias y resto del estado hay cantidad de personas con ideas revolucionarias que abandonaron la militancia, que se fueron para sus casas quemados por una izquierda que se vendió al poder, entregada a la vorágine de lo políticamente correcto, del si pero luego no, de tragar sapos monárquicos y mantener en el poder a un PSOE que se ha convertido en el verdadero martillo del sistema contra los derechos de la clase trabajadora. Ahora se dan las condiciones para este proceso y si no se dieran habría que crearlas para que de nuevo volvamos a la lucha de forma unitaria desde una izquierda combativa de verdad, que no se venda y que represente las aspiraciones de millones de personas en paro, de las víctimas de los saqueos generalizados de la banca, del expolio a la gente más humilde que sobrevive al capitalismo salvaje y a la destrucción del planeta.

Soy consciente de que estas líneas de alguien que siempre se ha considerado de izquierdas, podrían molestar a algunos que piensan de otra forma, que tienen muy claro que su pequeña organización política debe ser la verdadera aglutinadora de esta lucha, pero es mi opinión que surge de una profunda reflexión y análisis de una realidad devastadora con la mayoría del pueblo, pretendiendo aportar un granito de arena a la unidad de la izquierda, a la creación de un nuevo Frente Popular que confronte y acabe con los privilegios de los poderosos, metiendo el miedo en el cuerpo a los especuladores de los partidos mayoritarios, contribuyendo a la movilización de las millones de personas que perciben que los políticos actuales no nos representan, que debemos avanzar hacia una democracia real, participativa y libre de ladrones y corruptos.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com/









3 comentarios:

  1. Muy interesante reflexión y muy buen blog.
    Gracias por difundir verdades.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Una izquierda limpia y revolucionaria que rompa con esta "pequeña dictadura" que mueven estos políticos disfrazados de demócratas.Políticos que ya no hacen su trabajo por el pueblo si no para enriquecerse ellos.El imperialismo destructor que está haciendo que nuestro pueblo esté sumido en una profunda crisis económica y social.Hay una frase que dice:
    "Si no hay café para todos, no habrá para nadie."
    Salud y República

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por los comentarios amig@s Anónimo y Pino. Un honor contar con ustedes en este viaje por la tormenta. Seguiremos luchando junt@s por un mundo mejor hasta la victoria.

    !Un abrazo y salud!

    ResponderEliminar