lunes, 5 de septiembre de 2011

No se admiten traidores

Aunque la revolución se venga abajo seguiremos cantando las voces de la trova y los acordes místicos de una guitarra guerrillera, perdida entre selvas y romanzas de amor donde la lluvia es aliada de los sueños. A bordo de una expedición que hace real lo imposible, sin hueco para los traidores que se venden por un puñado de dólares manchados de sangre, un viaje entre nubes y mares infinitos hacia un futuro invencible de igualdad y fraternidad entre los pueblos.

En estos tiempos terribles de capitalismo salvaje y obreros que votan derechas y esconden la mano izquierda en un guante negro de miedo y manipulación. Personajes sumisos y humillados ante los esbirros de la banca que les marcan en sus medios de manipulación masivos a quien deben votar esta vez: ¿Al PP o al PSOE o acaso al PPSOE? Tanto monta, monta tanto aplastando los derechos de los más humildes. Son los aliados de los ricachones y de las grandes transnacionales para seguir esquilmando cada pedacito de día, de tierra, de bosque, de playas vírgenes y de derechos históricos de la clase trabajadora, conseguidos sobre los cuerpos masacrados de tantos mártires, los que dieron su vida por nosotros para que podamos vivir con dignidad.

Por eso no se admiten traidores en estos tiempos de fuego y hambre, no los queremos y si los hay que se hundan en su propia guarida de intereses egoístas y mezquinos. No están invitados a nuestra mesa sin mantel, la de los harapos y canciones combativas en el claro de la luna. Rechazamos a todos aquellos que después de vivir tantos años bajo el manto revolucionario de la honestidad se desmarcan respaldando la basura del imperio, comparten las sonrisas hipócritas de las damas del Vaticano y la CIA, que solo buscan apropiarse de lo que todo un pueblo ha conseguido a base de esfuerzo, tenacidad y una lucha titánica contra la potencia imperialista mas genocida y criminal de la historia.

Renunciamos a ese rinconcito en sus altares podridos de pederastia y dinero, preferimos seguir luchando por un mundo mejor, unidos a todo un pueblo y a millones de niños y niñas que no se mueren de hambre, que con poco viven dignamente y aprenden a ser libres.

Yo me muero como viví.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com/



2 comentarios:

  1. Venceremos la miseria del capital y el holocausto de millones de personitas que mueren cada día de hambre y sed en tantas partes del planeta asesinados por el capitalismo y sus siniestros aliados de la democracias burguesas como la española. El imperio no podrá nunca con nuestras conciencias puras. !Cuba Vencerá! !Hasta la Victoria Siempre!

    ResponderEliminar
  2. "Tiro más a la zurda que a la diestra",
    Nunca me van hacer cambiar mis ideas y moriré como he vivido.
    ¡¡Hasta la victoria!!

    ResponderEliminar