martes, 27 de septiembre de 2011

La tercera pista, las prebendas y los negocios

Pepa y Margarita pasaron una noche más en huelga de hambre en la Iglesia canaria de Santa Rita, dos mujeres normales que se han visto obligadas a esta acción de lucha porque el Ministerio de Fomento y AENA decidieron expropiar las viviendas de todo el barrio de Ojos de Garza donde viven más de 5000 personas, para construir la tercera pista del Aeropuerto de Gran Canaria. Un proyecto multimillonario en tiempos de crisis en una realidad insular con cientos de miles de personas desempleadas, con multitud de familias que sufren para llegar a fin de mes y alimentar a sus hijos.

Cuantos programas sociales se podrían realizar con lo que cuesta esta tercera pista, como mejoraría la sanidad y la educación en la zona del estado con mayor índice de fracaso escolar. Resulta vergonzoso que el gobierno español se saque de la manga esta iniciativa especulativa que no va a aportar nada a la economía canaria, solo más hormigón y cemento en nuestras costas, más destrozos ecológicos y la expropiación de las viviendas de familias trabajadoras. Todo para beneficio de los poderosos de siempre, los que especulan con el territorio y no tienen escrúpulos para seguir llenando sus cuentas corrientes de dinero manchado de corrupción y sufrimiento.

Mientras estas dos heroicas mujeres sufren el frío del hambre la Delegada del Gobierno, Dominica Fernández, les pide desde su lujoso despacho y de forma hipócrita que se piensen mejor esta huelga, sin caer en la cuenta de que si han tomado esta decisión es porque están desesperadas igual que todos los vecinos de este pago gran canario, que ven como después de tantos sacrificios van a perder sus casas, impotentes ante el poder del dinero, de las constructoras que pagan elecciones a los gobernantes a cambio de prebendas, de una clase política esperpéntica que solo piensa en el pan para hoy miseria para mañana, siempre a costa de recortar derechos a los trabajadores bajo la argucia de una crisis inventada y creada para beneficiar siempre a los poderosos.

La lucha debe seguir y no desfallecer, una lucha de titanes contra el poder de los que deciden sobre nuestras vidas, aquellos que no respetan los derechos más elementales de la gente humilde y trabajadora. El ejemplo de Pepa y Margarita hace temblar a los que quieren forrarse con esta tercera pista, a ciertos políticos y constructores que ya se frotaban las manos ante este enorme negocio. Remueve conciencias marcándonos el camino de la resistencia activa ante un sistema manejado por la banca y las grandes fortunas, la senda de la esperanza y la dignidad de todo un pueblo.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com/







No hay comentarios:

Publicar un comentario