sábado, 9 de julio de 2011

Guitarra trabajadora con olor a primavera

Facundo Cabral asesinado por sicarios en Guatemala, la voz libre de Los Andes quebrada por los genocidas que acabaron con la vida de 150.000 indígenas en este sufrido país. Han segado vilmente la guitarra y la voz de quien cantaba a la paz, al amor, a la justicia, a la igualdad. Hoy es un día triste para la humanidad y para la esperanza de liberación de los pueblos.

2 comentarios:

  1. El maestro nos deja sus letras, sus acordes y su canción. Transito, amo y repartió ese amor en sus canciones, libero con ello a muchos corazones, dejando sin velo a la injusticia y las desigualdades. Él en estos momentos hubiese tenido hasta unas palabras, un verso para sus asesinos, yo no soy capaz, pero es una manera de transitar…para no seguir siendo de aquí ni de allá…vivirá por siempre en los corazones

    ResponderEliminar
  2. Amigo Miguel. Gracias por tu comentario. Facundo ahora vuela libre y quienes lo mataron no tienen siquiera talla moral para seguir existiendo, son la misma escoria que asesinó impunemente a Víctor Jara, Salvador Allende, Monseñor Romero, Chico Méndez, Ernesto Guevara y tantas personitas que han entregado la vida por nosotros, por la madre tierra, por los pueblos empobrecidos. Su canto ahora sigue siendo de esperanza y lucha por un mundo mejor. Salud.

    ResponderEliminar