miércoles, 20 de julio de 2011

Familiares de Fusilados piden la dimisión de José Bono

Consideran que Bono ha pisoteado la memoria de las víctimas del franquismo con su vergonzosa declaración ante el parlamento español el 18 de julio de 2011.

Los Familiares de los Fusilados de San Lorenzo manifiestan su profunda indignación y rechazo ante la declaración del presidente de las Cortes, al negarse a condenar el golpe de estado fascista de 1936 con el respaldo del PSOE-PP y la derecha nacionalista.

No se pedía tanto desde la izquierda minoritaria, las asociaciones de recuperación de la memoria histórica y los familiares de miles de fusilados, desaparecidos, torturados y asesinados impunemente por las fuerzas franquistas, solo se solicitaba una condena de un golpe de estado contra una democracia legítima, pero Bono se salió por peteneras con un texto copiado de un discurso de Manuel Azaña en un contexto absolutamente distinto al de hace 75 años, logrando su objetivo de no manifestar la repulsa de un parlamento democrático contra la barbarie fascista.

Esta organización de familiares considera que Bono representa y defiende con su negativa de condena los valores del neofranquismo, mientras miles de militantes del PSOE siguen en fosas comunes esperando a que alguien los desentierre y les reconozca su muerte por la libertad y la democracia. Cientos de miles de familias de todo el estado contemplan con estupor como la muerte de sus familiares parece no tener ningún valor para una clase política española, encerrada en un círculo vicioso de reformas y recortes sociales para beneficio de la banca y las grandes fortunas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario