domingo, 24 de octubre de 2010

Wikileaks y los crimenes contra la humanidad

Se filtran datos que no hacen sino demostrar que lo que ha pasado y está pasando en Iraq y Afganistán no es más que un genocidio orquestado por mentes criminales. Los tres de Las Azores firmaron en ese encuentro una de las mayores masacres de la humanidad, un holocausto oculto por unos medios de comunicación y unos periodistas igual de asesinos y cómplices de la muerte de miles de niños y niñas inocentes, de personas con nombres y apellidos desvelados por el sitio Wikileaks y sus 476.000 documentos secretos sobre dos guerras imperialistas y sanguinarias.

La sonrisa del bigote paralitico, las patas sobre la mesa, las chulerías propias de machitos frustrados, las mentiras y atentados creados en los laboratorios más siniestros de la CIA y el Mossad, fueron la excusa perfecta para configurar el genocidio del pueblo iraquí y quedarse con todo el petróleo, para posteriormente volar las Torres Gemelas y adueñarse de la heroína y el territorio estratégico de Afganistán.

La imagen del helicóptero Apache matando niños y la patada en la puerta del marine ya son parte del paisaje cotidiano, conforman esa cultura totalitaria creada por bancos y corporaciones con las manos manchadas de sangre. El Talón de Hierro hace de las suyas y está sentando las bases para una de las mayores dictaduras que jamás ha vivido la humanidad, la del capital, la de unos poderosos dueños del mundo que matan de hambre a millones de seres humanos y pretenden acabar con cualquiera que se les rebele, desde Venezuela, Cuba y Bolivia a los gobiernos no tan democráticos de Irán y Corea del Norte.

Más de un 63% de los más de 100.000 muertos en Iraq y más de 20.000 en Afganistán son civiles, esto demuestra a las claras el genocidio y quienes lo respaldan. Gobiernos como los del Reino Unido, Francia, Italia, España, Australia y otros ya no podrán negar su colaboración en este holocausto.

Torturas terribles a civiles y asesinatos ahora desvelados en Wikileaks realizadas por el ejército norteamericano y sus aliados, 109.032 muertos en Iraq de los que 66.081 son civiles, lo que equivale a unos 31 civiles muertos cada día durante seis años, en un conflicto tan mortífero como el de Afganistán, que ya trascurre por el mismo camino y sin punto de retorno.

Los testimonios de las victimas en las filtraciones nos trasladan a un terreno de abusos, maltrato, muerte, sufrimiento humano y desolación con prisioneros encadenados, con los ojos vendados y colgados por las muñecas o los tobillos, sometidos a azotes, golpes, patadas o descargas eléctricas.

Más de 32.500 asesinatos, 10.000 muertos de un disparo en la cabeza y casi 500 decapitados, además de más de 200.000 iraquíes encarcelados, uno de cada cincuenta adultos varones, sometidos a condiciones extremas en prisiones de la edad media, víctimas de torturas permanentes de los marines y sus “fuerzas amigas”.

Medios de comunicación como Al Jazzera, el diario francés Le Monde o el británico The Guardian, han comenzado a publicar parte de la información de los más de 400.000 documentos revelados por el sitio Wikileaks, a pesar de que Estados Unidos llegó a pedir a todos los medios que no publicaran las revelaciones.

Esto no es más que el principio de infinidad de datos atroces que podemos descubrir si no nos dejamos llevar por las mentiras de la banca y el imperio, solo tenemos que abrir los ojos, leer y mirar, ya que la historia será implacable y no absolverá jamás a los responsables de estos crímenes contra la humanidad.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario