domingo, 23 de noviembre de 2014

Contra el acoso moral, resistencia hasta el final y combate

“(…) Yo quiero seguir jugando a lo perdido, yo quiero ser a la zurda más que diestro, yo quiero hacer un congreso del unido, yo quiero rezar a fondo un "hijo nuestro…”

Silvio Rodríguez – El necio

Jamás asumieron que haya dedicado gran parte de mi vida a luchar en todo tipo de batallas sociales, defender derechos civiles y animales, la recuperación de la memoria histórica, dignificar, rescatar el ejemplo de mi abuelo y sus camaradas asesinados por los fascistas, de cientos de miles de hombres y mujeres masacrados por el régimen franquista, simplemente por pensar diferente y defender la libertad.

Ellos/as desde sus millonarias poltronas nos juzgan, nos observan y evalúan cada cosa que opinamos, que escribimos, que expresamos, siempre que cuestione el vergonzoso estatus quo de un sistema corrupto, de una democracia secuestrada y en manos de atorrantes.

Nunca me perdonarán el no tener miedo, el ser capaz de levantar el puño, movilizarme, escribir, contar en infinidad de medios informativos y foros lo que pienso de esta sociedad podrida, de sus corruptos regidores, de una banda política que vive a cuerpo de rey a costa del hambre, de la miseria de gran parte del pueblo.

La verdad nunca me ha gustado escribir sobre mí vida, el exceso de humildad me puede, prefiero defender al prójimo, a quienes sufren las consecuencias de esta estafa que llaman “crisis económica”, “recesión” y otras mierdas inventadas para cortarle el cuello a millones de personas, hundirnos en un círculo vicioso de desempleo, desahucios, hambre infantil, violencia policial y esa forma de terrorismo que mata lentamente a la gente humilde.

Un plan criminal que solo persigue explotar, aprovecharse del río revuelto del empobrecimiento generalizado, para que seres sin escrúpulos se enriquezcan generando muerte, desnutrición, suicidios masivos por razones económicas, desesperanza y terror.

Nunca he tenido miedo a pesar de las fascistas represalias que vengo sufriendo en los últimos años, el tener que cambiar mi número de teléfono para evitar las llamadas anónimas con amenazas cobardes, el ver peligrar mi sustento económico y el de mi familia, de aguantar todo tipo de degradaciones donde trato de ganarme el pan de mis seres queridos, humillaciones vergonzosas que vienen de personajes siniestros/as, que ocupan cargos públicos en una “moderna democracia” europea, agresiones que asumo y combato con el mismo coraje y valentía que llevó a mi abuelo, Francisco González Santana, al pelotón de fusilamiento un 29 de marzo de 1.937 en el campo de tiro de La Isleta (Gran Canaria).

Su miedo es que no tengamos miedo, que resistamos, que no agachemos la cabeza ante tanta gentuza, sobres, maletines repletos de billetes de quinientos euros, favores y prebendas. Ese miedo les oprime el pecho, no pueden entender que existan personas que luchamos por un mundo mejor sin pedir nada a cambio, que ocupemos una parte importante de nuestras vidas en tratar de construir una nueva sociedad, dar sin recibir, apostar por la solidaridad como una forma de ternura revolucionaria.

No sé qué pasará, que sucederá en este intento de estrangulación de mi vida, pero lo que si tengo claro es que jamás me rendiré, que lucharé hasta el final, sin tregua, siempre desenmascarando a los/as culpables de los abusos de poder que ahora sufro.

Ese ladrido de fieras heridas que trata de masacrarme me enorgullece, me demuestra que voy por el buen camino, cabalgando sin tregua, galopando hasta enterrarlos/as en el mar.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es/

viernes, 21 de noviembre de 2014

El dolor de Carmen Martínez de 85 años, desahuciada en Madrid por un gobierno de sátrapas

El inmenso sufrimiento de esta buena mujer nos estremece el alma, jamás a quienes gobiernan el estado español y ejecutan sus premeditados planes de enriquecimiento, pisoteando derechos humanos elementales.

Esta imagen de la señora Carmen, una anciana de 85 años, desahuciada hoy en Madrid, por una troupe siniestra de casi una decena de furgones policiales, denota los niveles de degradación y corrupción de este desgraciado país o como le quieran llamar: estado, nación, cueva de ladrones, nido de mierda…

Mi indignación al ver las imágenes de este vergonzoso desahucio es compartida por millones de personas de todo el mundo, que han podido contemplar en los informativos de tv esta nueva humillación, esta nueva provocación a un pueblo masacrado por las políticas de una gentuza sin escrúpulos.

Se quejaban del terrorismo, de los coches bombas, de sus execrables muertes, pero ahora lo practican, lo ejercen sin cortarse, lo ejecutan con metodología de alto nivel, la que mata lentamente, las que nos conduce al suicidio por razones económicas, la que apoya a mafiosos prestamistas, quitando la vivienda a personas humildes.

No sé qué decir, la garganta se me enreda, se me seca, en un sentimiento de tristeza y emoción, solo me queda mostrar mi apoyo solidario con Carmen, mi abrazo fraterno en la distancia, mi rabia y absoluta desolación.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es/

miércoles, 19 de noviembre de 2014

La perfecta maquina de robar entre monterías y putas caras

En el estado español se encarcela a militares que denuncian la corrupción en el ejército, se sanciona a bomberos, a personas honradas y justas, que se niegan a participar en el miserable acto de terrorismo que supone un desahucio.

La  “democracia consolidada” que pregonan los amigos del dinero fácil, los sobres, las sanguinarias monterías, cacerías con orgía incluida, putas caras y tarjetas blacks, en un régimen que no es más que un inmenso contenedor de basura y corrupción política, el espacio propicio para el robo, para el saqueo del patrimonio público, condenando a millones de familias a sobrevivir sin ingresos, con prestaciones de miseria, consiguiendo con sus políticas que ya casi cuatro millones de niños/as estén pasando hambre,  sobreviviendo bajo el umbral de la pobreza extrema, que el desempleo bata récords históricos, que infinidad de personas enfermas dependientes estén muriendo por la vergonzosa retirada de las ayudas del estado.

Un país, por llamarlo de alguna forma, que permite que cientos de miles de demócratas estén enterrados como basura en un número incalculable de fosas comunes, cunetas, pozos y simas volcánicas, protegiendo y encubriendo a torturadores, policías fascistas y asesinos de lesa humanidad, responsables directos del brutal genocidio franquista, el mismo que ahora sus herederos del gobierno justifican, ignorando a la justicia internacional que los reclama, que exige su inmediata extradición para ser juzgados.

Cada día un nuevo escándalo marca nuestra triste cotidianeidad, infinidad de personajes funestos rellenan los espacios televisivos entre Pantojas, Aguirres, Blesas, Sorias, Cospedales, Granados, Fabras y un inacabable elenco siniestro de nombres que nos ruborizan el rostro, sumergiéndonos en un ajeno pudor que esta banda jamás podrá sentir.

Quizá no sean humanos o perdieran esa capacidad de empatía con las personas que sufren, que sufrimos, que luchamos a pecho descubierto por alimentar cada día a nuestros/as hijos/as, que no salimos de la pobreza, que no vemos, que pueda existir un futuro de amparo, protección, derechos, democracia y verdadera libertad.

Ese tremendo dolor, esa sensación de estar gobernados por delincuentes sin escrúpulos, la sentimos millones de personas, una inseguridad, un hartazgo que nos está conduciendo a no tener nada que perder, a un estallido social que arrase por tanta miseria humana de coche oficial y prebenda.

Una percepción que se hace evidente cuando hablamos con vecinos/as, con amigos/as, con gente desconocida que te encuentras en el transporte público, en la tienda de comestibles, en el centro de salud, que te manifiestan en muchos casos con lagrimas en los ojos, que ya no aguantan más, que no pueden conseguir esa comida para los/as chiquillos/as, ese halo de esperanza para que esta inminente Navidad sea más alegre, más feliz que la del pasado año, más optimista y sin ese sabor a sangre y tristeza en la boca.

A los/as culpables de este drama humanitario, de un genocidio social, de una masacre provocada de forma premeditada en un proceso ilimitado de recortes, reformas laborales y abusos de poder, solo les importa seguir enriqueciéndose a manos llenas. No se avergüenzan, ni sienten, ni padecen, nos ignoran, nos humillan con sus pelotazos, sus gastos desproporcionados “en negro”, “en B”, sus juergas, masajes caros, cenas de cinco tenedores, hoteles de lujo y otras zarandajas propias de frívolos/as millonarios/as, en una farsa que destruye las vidas de millones de ciudadanos/as, que nos arrastra al abismo oscuro del sufrimiento, la injusticia y la sinrazón.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es/

domingo, 16 de noviembre de 2014

Permiso para asesinar, también para robar el patrimonio público

Al hermano pueblo argentino del que me siento parte, a su dignidad y justicia universal.

¿Cuál debe ser la cantidad de imputados/as por corrupción para que un partido político sea considerado una organización criminal?

Esta pregunta al frío viento del invierno sintetiza, resume lo que está sucediendo en los últimos años en el estado español. Un régimen con todo tipo de escándalos cuyos protagonistas son altos cargos del gobierno, de comunidades autónomas, diputaciones, ayuntamientos, que están robando el patrimonio público, saqueando hasta el último céntimo de un país destruido, masacrado por una casta política sin escrúpulos, sin pudor, que está conduciendo a todo un pueblo a la más vergonzosa de las miserias.

Un funcionamiento mafioso de partidos teóricamente democráticos genera inseguridad y desconfianza en la ciudadanía, en las millones de personas que sufren las políticas de esta gentuza, sus recortes sociales, desahucios a palos de los esbirros policiales, desempleo, desnutrición, decenas de suicidios por razones económicas cada semana, mientras estos delincuentes aparecen en los canales televisivos pidiendo disculpas cada vez que son descubiertos, tal como hizo el antiguo rey Borbón, cuando se fue a Botswana con su amante alemana a cazar elefantes y se partió la crisma.

Cada día un nuevo caso de corrupción que inunda todo de basura y pestilencia, sobre todo al partido gobernante, ese hibrido de la dictadura franquista convertido en “demócrata de toda la vida” por el fascista Manuel Fraga. Un conglomerado de residuos fecales que invaden nuestra desesperación por no llegar a fin de mes, la preocupación de no tener comida para nuestros/as hijos/as, de vernos sin nada, sin trabajo, sin sueldo, sin dinero, sin casa, sin pan, gracias a estos pandilleros del coche oficial, los sobres, las tarjetas blacks y las putas caras.

Sufrimos ese terror que nos deja la boca seca, cuando vemos de lo que son capaces estos cuatreros, como nos roban los derechos, los servicios públicos que tantos años nos costaron construir, mientras se llenan los bolsillos de dinero robado, inflando sus cuentas corrientes en Suiza con la sangre del sufrido pueblo, con nuestro dolor, nuestros derechos sociales saqueados premeditadamente, atracados impunemente desde los despachos de estos viciosos psicópatas.

Este régimen cleptocrático construido en los umbrales del franquismo por la misma banda de ladrones que asesinó a un millón de antifascistas, en una transición que “dejó todo atado y bien atado”, por supuesto para seguir robando a manos llenas, donde el propio presidente, el falangista Adolfo Suárez, sabía a la perfección junto al etílico Borbón, que en la Argentina se iba a asesinar a 30.000 personas, que los sanguinarios militares del criminal general Videla irían casa por casa, escuela por escuela, fabrica por fabrica para a masacrar a parte de su propio pueblo, respaldados, según documentos secretos en manos del Diario Público, por el ultraderechista y corrupto gobierno español.

La impunidad de los asesinos franquistas es total, el gobierno los protege, los oculta, los encubre de la justicia internacional para que no sean juzgados por crímenes de lesa humanidad. Los ladrones de guante blanco no van a la cárcel, son indultados y si entran salen a los pocos meses para disfrutar del capital substraído, un botín de miles de millones de euros malversados de los presupuestos del estado.

El país de nunca jamás se llama ahora España, su particular Peter Pan es un presidente pasmado, ridículo, patético, torpe, estúpido, indecente, pero con la suficiente inteligencia para servirle fielmente a la delincuencia financiera internacional, matarnos de pobreza y dolor, logrando para orgullo nacional de los miembros de su partido, que en pocos meses más de cuatro millones de niños/as estén pasando hambre, sobrevivan bajo el umbral del empobrecimiento extremo.

¿Cuál debe ser el límite de la paciencia de todo un pueblo para salir a las calles y encarcelar a los culpables de este atraco a mano armada contra nuestro futuro?

Las preguntas nos golpean como brisa indolente nuestras mejillas, la revolución de la justicia y la dignidad nos espera, solo falta tomarla de la mano dulcemente, inundar la noche de claridad y esperanza.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es/

sábado, 8 de noviembre de 2014

Personas migrantes en camiones de basura: Así se vulneran los derechos humanos en España

Tirados en la arena con casi treinta grados de temperatura durante más de cuatro horas, rodeados de policías armados hasta los dientes con mascarillas, concejales, alcalde y otros miembros del ayuntamiento del PP de San Bartolomé de Tirajana (Gran Canaria), que los miraban con caras de pocos amigos, seguramente pensando: ¿A qué coño habrán venido estos negros apestosos, infectos de enfermedades contagiosas a nuestras inmaculadas playas, reservadas para quien paga las copas y las juergas nocturnas de cualquiera de los atestados hoteles y discotecas de Maspalomas?

El sol y playa en una zona altamente especulativa, donde cientos de sinvergüenzas (“gentes de bien” para la casta política) hacen y deshacen, destruyendo en menos de veinte años parajes naturales de incalculable valor ecológico, para que personajillos sin escrúpulos, constructores, turoperadores, poceros y miembros de la oligarquía, descendientes de los sanguinarios conquistadores de las islas, se hayan hecho de oro arrasando playas vírgenes, montañas enteras con endemismos vegetales únicos, llenando de miseria humana cada rincón de un archipiélago repleto de imputaciones y casos de corrupción política, donde se ha cobrado en sobres, bolsas de plástico y maletines por otorgar licencias de obra, por todo tipo de pelotazos vinculados con el turismo, que han convertido esta tierra en una nueva Marbella, donde todo vale para que unos pocos se enriquezcan y destruyan nuestro futuro.

Luego de esta vigilancia exhaustiva sobre estas humildes personas enfermas, cansadas, exhaustas del largo viaje, esas malas caras de los uniformados y sus jefes del coche oficial, concluyeron, después de una inmensa pesadilla en la arena, que debían obligarlos a subir a un putrefacto camión de la basura, para ser trasladados como perros abandonados, como residuos fecales, hasta la comisaría más cercana de una tercermundista España miembro de la Unión Europea, del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, que incumple tratados internacionales de derechos humanos, maltratando a personas inocentes en Ceuta, Melilla o Canarias, cuyo único delito ha sido traspasar una frontera de odio y terror para buscar una nueva vida.

Este fue el recibimiento de este grupo de empobrecidos inmigrantes que llegaron a esta playa después de estar varios días a la deriva, personas valientes con ganas de progresar, de conseguir trabajo honradamente para mandar dinero cada mes a sus desgraciadas familias, sacar adelante y dar estudios a sus hijos/as. Cuestiones tan básicas, elementales y legítimas, que no entran en la cabeza del partido gobernante de este municipio, de la delegada del gobierno, Hernández Bento, del presidente del Cabildo, José Miguel Bravo de Laguna, todos del PP, que han tratado de tapar esta ignominia, este gravísimo atentado.

Ahora todo son vergonzosos discursos en los medios de comunicación, la delegada del gobierno dice molesta “que sí, que sí, que le parece mal ese trato”, pero no hizo ni hace nada, nadie dimite, nadie es cesado de sus cargos por pisotear derechos civiles, hasta el prócer presidente del Cabildo del multimillonario clan Bravo de Laguna muestra su malestar, crítica que los medios de comunicación internacionales y estatales coloquen en sus portadas las imágenes horrendas de ese sucio camión repleto de personas maltratadas, no el millón y medio de euros que se gastó de las arcas públicas para que la selección norteamericana de baloncesto echara un partidito en Gran Canaria, por supuesto a costa de las miles de familias isleñas que viven en la miseria, el desempleo, los desahucios y el hambre infantil.

Eso al parecer si debe ser noticia para este triste preboste, no la miseria moral de los miembros de su partido que humillaron y vejaron a ese grupo de inmigrantes, paseándolos en el camión de la mierda por su turístico municipio, exponiendo a los cuatro vientos de este destruido litoral la baja calidad humana de sus dirigentes políticos y policiales.

Ahora estos hombres viven recluidos en un calabozo mientras ya les tramitan la extradición. Un amigo solidario, que también vino en patera hace unos años, fue a verlos ayer, me dijo que estaban destrozados, deteriorados por el duro viaje, por tantas horas al sol, mientras les buscaban el sucio transporte para seguir pisoteándoles su dignidad como seres humanos.

Los políticos responsables ahora disfrutan de sus lujosas mansiones o se desplazan en sus cochazos de alta gama. Al otro lado la mayoría del pueblo canario comprobamos como nos roban los derechos, destruyen nuestra tierra, nos conducen a un abismo de barbarie y desnutrición.

El problema será que no habrá suficientes pateras o barcos, tablas de salvación para salir huyendo de la falta de comida, del sufrimiento, del terror colonial, tal como hicimos en otras épocas, quizá esta vez no lo hagamos, nos quedemos para luchar, tengamos que recurrir para liberarnos a una revolución social, a una insurrección popular que barra del mapa tanta basura.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es/

jueves, 30 de octubre de 2014

Crónica de la España más corrupta de su historia: Paga el pueblo con hambre y sufrimiento

El vergonzoso gesto del presidente del gobierno, Mariano Rajoy, junto a la ultraderechista y jefa del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, de no dimitir de forma inmediata, pidiendo perdón al pueblo español, por toda la gentuza que roba y saquea el estado desde su partido, viene a mostrar la imagen más corrupta de la marca España, las miles de tropelías delictivas, que ladrones con nombres y apellidos de miembros, de la ya conocida popularmente como “mafia franquista”, han llevado a cabo durante años, desde los tiempos de la transición democrática, que el genocida dictador, Francisco Franco, dejó atada y bien atada, por supuesto para que sus herederos siguieran robando a manos llenas como hacen ahora, como han hecho siempre, desde que juraron sus cargos, desde que comenzaron a construir una pos dictadura que aún llega a nuestros días, con todo tipo de escándalos de corrupción política, privatizaciones, estafas, saqueos, abusos de poder y otros actos, más propios de la mafia del crimen, que de un supuesto estado de derecho.

Solo la punta del iceberg es la que vamos conociendo, cada vez que un juez sin carné del partido gobernante encarcela a esta gentuza, arriesgándose a una inhabilitación, a una expulsión de la carrera judicial, como ya hicieron con los jueces Garzón y Silva, con el claro objetivo de seguir impunes, que nadie los juzgue, para continuar robando,  desvalijando el patrimonio público, servicios esenciales como la sanidad y la educación, que tantos años de luchas y muertes nos ha costado construir.

Apenas un 0,0001% de todo lo que se roba en cada administración pública española día por día, es lo que ahora vemos en los medios de comunicación, solo una minucia sale a la luz de todo lo que malversan, de todo lo que sustraen y han sustraído en los últimos cuarenta años desde sus poltronas políticas.

La ciudadanía nos es consciente de la magnitud de una tremenda estafa política, del desfalco cometido al amparo de una Carta Magna diseñada a la medida de todo tipo de cuatreros, de cómo han acabado con lo que podía haber sido una democracia del pueblo para el pueblo, convirtiéndola en un espacio para el crimen y el delito, donde una banda organizada de chorizos de estado se enriquecen, se lucran y se hacen multimillonarios generando hambre infantil, empobrecimiento generalizado, violentos desahucios policiales de familias enteras de sus viviendas, desempleo, suicidios masivos por razones económicas, desesperación, sufrimiento, el inmenso dolor de millones de familias de cada rincón del estado.

Es triste comprobar y enterarte de casos de personas que trabajan jornadas laborales de hasta catorce horas por solo 20 euros, como el caso de un amigo, que cuando le pregunté porque había aceptado ese trabajo en condiciones de semiesclavitud, me contestó, que con ese dinero podía comprar unos cuantos panes y jamón cocido, con los que alimentar durante unos días a sus tres niños que están pasando hambre.

Este pequeño ejemplo ilustra la realidad social y laboral de un país devastado, destruido por bandas de malhechores encorbatados, que no se inmutan ante millones de niños y niñas en situación de desnutrición y exclusión social, que les importa una mierda que la gente se muera en los pasillos de los hospitales, por haberle vendido la sanidad pública a empresas de "la cosa nostra", las que les suministran los sobres y maletines repletos de billetes usados de quinientos euros.

Es la hora de salir a las calles en una Huelga General indefinida, aunque los sindicatos del régimen y la izquierda conformista, cortesana y también corrupta no quieran.

La única salida es una revolución del hartazgo y la esperanza que barra del mapa a estos mafiosos. No queda otra que destruir un sistema criminal o acabarán con nosotros/as en pocos años. Comenzar desde cero reconstruyendo la utopía, la fragancia pura y libre de la libertad verdadera.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es/

miércoles, 22 de octubre de 2014

¡El Corredera sigue vivo! Navega en la simiente pura y luchadora de los pueblos (*)

Hoy en día ni siquiera los partidos de lo que algunos siguen llamando "izquierda" valoran la figura de Juan García “El Corredera”, tampoco apoyan que se exhumen fosas comunes donde hay enterrados huesos de antifascistas asesinados/as, se nutren de la apatía, del miedo generado por un régimen corrupto, pisotean los derechos de las familias de las víctimas del franquismo con su silencio cómplice, encubridor de un genocidio, que solo en Canarias, se llevó por delante a más de cuatro mil personas.

Juan El Nuestro, inundó los montes y barrancos de nuestra tierra de dignidad y coraje, su único delito: luchar contra el fascismo. El mismo que ahora sustenta un gobierno degenerado que saquea el patrimonio público, privatiza servicios esenciales como la sanidad o la educación regalados a mafiosos que pagan en sobres, que financian elecciones de candidatos delincuentes, recortando, destruyendo derechos universales, matando de hambre a su propio pueblo, desahuciando familias de sus casas a palos y patadas de los esbirros policiales, induciendo suicidios por razones económicas, más de cinco mil en solo dos años, condenando a millones de ciudadanos/as a sobrevivir sin ingresos, mientras ellos y sus sicarios de la banca se llenan los bolsillos con tarjetas negras, robos, tramas y pelotazos.

Solo el Partido Comunista del Pueblo Canario y sus Colectivos de Jóvenes salen a la calle, recorren los lugares comunes de Juan, aquellos donde vivió, amó y luchó hasta el final. Nadie más en Canarias enarbola la bandera roja de la memoria, la verdad, la justicia y la reparación, dejando tiradas a las familias, a quienes hemos sufrido de forma directa el terror, el asesinato, la tortura y la muerte.

Alegan algunos miembros de la socialdemocracia disfrazada de discurso progresista, con eslóganes rimbombantes y dinámicas asamblearias altamente manipuladas, “que no es conveniente respaldar la lucha por la memoria histórica porque quita votos”, en un gesto despreciable y vergonzoso, que contribuye a colaborar abiertamente con el holocausto franquista en esta tierra, seguir ocultando el crimen de estado premeditado, respaldado por una oligarquía canaria corrupta, con las manos manchadas de sangre, cuyos sanguinarios apellidos resuenan en los partidos políticos del régimen del saqueo.

Estos mismos mafiosos son los que asesinaron a Juan García “El Corredera”, en Las Palmas de Gran Canaria, el 19 de octubre de 1.959 a garrote vil. Ahora los hijos y nietos de estos criminales de lesa humanidad ostentan cargos de importancia en los distintos estamentos de un estado español destructor de derechos humanos elementales, en constructoras millonarias, en empresas que donan millones a políticos ladrones a cambio de prebendas y favores.

Siguen defendiendo sus siniestros intereses, basados en seguir explotando y matando de hambre a la clase trabajadora canaria y española, tal como ya hicieron en los años de la anterior dictadura, en esos días tristes, cuando miles de personas se movilizaron en las calles de una ciudad oscura, repleta de policías fascistas, para evitar una ejecución anunciada.

Juan y otros/as muchos/as nos han mostrado el camino más revolucionario, miles de mujeres y hombres que dieron todo, que sin recursos, sin dinero, sin armas resistieron y lucharon hasta el final por la gente oprimida, empobrecida, destruida. En contra de una banda de energúmenos psicópatas, que ahora disfrazados de “demócratas de toda la vida” siguen robando, asesinando, masacrando el presente y el futuro de nuestro pueblo.

¡Honor y gloria a los/as caídos/as por la democracia y la libertad!

(*) Artículo escrito para su lectura en el acto homenaje a “El Corredera” el 24 de octubre de 2014 en la Plaza de San Gregorio de Telde (Gran Canaria), organizado por el PCPC-CJC.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es/

lunes, 20 de octubre de 2014

30.000 personas asesinadas en Argentina con el apoyo económico del régimen borbónico español

Ver al “campechano” Borbón más conocido como el sin escrúpulos, “mataelefantes”, junto al criminal de lesa humanidad argentino, Videla, da verdadero repelús. Los asesinos franquistas que lo colocaron al frente de un nuevo régimen cleptocrático que no supo cerrar heridas, que manchó de sangre republicana cada papel firmado, cada decreto, cada nueva ley inundada de dolor ciudadano, de torturas brutales, asesinatos, desapariciones, robo de niños, fusilamientos, muertes al garrote vil, fosas, cunetas, repletas de huesos inocentes y otras masacres que han dado forma a lo que ahora llaman con media sonrisa “democracia”.

Un espacio para el robo premeditado, la corrupción política generalizada, la represión sistematizada, el hambre infantil, los desahucios de familias enteras a palos y patadas de los esbirros policiales, los suicidios inducidos por el estado, más de cuatro mil en menos de dos años por razones económicas.

Analizar los archivos secretos, ahora desvelados, que muestran al prócer presidente Suárez dando millones, junto al banquero Botín y el rey Juan Carlos a la mafia criminal argentina, a generales delincuentes, que metían ratas en las vaginas de las mujeres torturadas, que astillaban los dedos de los activistas de la izquierda detenidos, les introducían las cabezas en agua y mierda con una bolsa de plástico que los asfixiaba hasta que cantaban o morían, les daban picana (corriente eléctrica en los genitales), prácticas habituales de tortura que se hacían y se hacen por las policías más corruptas del planeta, los uniformados cobardes más psicópatas de la historia de la humanidad.

El exterminio indiscriminado de seres humanos parece que gustaba a quienes financiaron esta brutal dictadura, no tuvieron bastante con el medio de millón de antifascistas asesinados en España, querían más, y por eso pagaron a los corruptos generales del país del tango, ejerciendo descaradamente el terrorismo de estado a costa del dinero de nuestros impuestos, financiando el terror, el genocidio, las desapariciones masivas de militantes de la libertad y la verdadera democracia, el vuelo de aviones tirando, después de drogarlos, a miles de seres humanos inocentes al Río de La Plata, las violaciones de chicas jóvenes detenidas, las aberraciones más vergonzosas después del holocausto nazi.

Estas prácticas abominables fueron financiadas por banqueros, empresarios y dinero del presupuesto del régimen español, pagando sueldos de torturadores y verdugos en España y Argentina. Ese rey “bonachón” con escurridiza y corrupta amante alemana también tiene las manos manchadas, enrojecidas de un liquido que no se podrá limpiar jamás, impregnadas del sufrimiento de miles de personas asesinadas.

Todos los que suscribieron la llamada “transición española” fueron cómplices directos sin lugar a dudas de este genocidio execrable, de las muertes de miles de personas en este país andino arrasado, asesinado, masacrado por oscuros asesinos, patibularias bestias formadas en comisarías y cuarteles españoles por lo peor de un ejército y una policía fascista.

Los asesinos generales en mayo del 76 necesitaban más dinero, se habían gastado casi todo el presupuesto asesinando a miles de personas, la Madre Patria, el gobierno del franquista Suárez, el rey Borbón y varios banqueros delincuentes le solucionaron el problema económico con una inyección millonaria, se trataba de seguir matando y España, su gobierno, su monarquía, dieron la alternativa, cual torero siniestro de cruz gamada, yugos y flechas al amparo del terror y de la muerte.

El programa de cooperación económica entre los dos países supuso una aportación española de 890 millones de dólares a la dictadura argentina desde el Banco Exterior de Crédito. Un acuerdo celebrado a lo grande que contó con el silencio cómplice de partidos como el PSOE de Felipe González o el PCE de Santiago Carrillo, callados como putos, ante lo que suponía la clara financiación de un genocidio premeditado, que asesinó a más de 30.000 activistas de la izquierda argentina.

En esos tres días de negociación en Madrid entre el ministro argentino y la mafia franquista española, entre el 1 y el 3 de diciembre, desaparecieron más de 100 personas, entre ellos varios españoles que vivían en Buenos Aires. Unas muertes conocidas por todos los partidos políticos fieles al nuevo régimen borbónico, guardando un silencio terrorífico ante el asesinato impune desde partidos como la UCD, Alianza Popular, PCE, PSOE, buenos conocedores de estos asesinatos sin denunciar ni intervenir, dejando hacer al terrorismo de estado, como hicieron años después con otras muertes, nuevos crímenes planificados desde ministerios y palacios presidenciales en su propio país.

La Madre Patria volvió a ayudar a sus esbirros más criminales sembrando de muerte el país de Atahualpa, una continuidad del genocidio franquista en la Argentina, datos desvelados que no cuentan en 2014 con la denuncia de la supuesta izquierda cortesana y palanganera española, ahora bien ocupada en una nueva campaña electoral, entretenida en seguir ocultando una verdad más que evidente, algo incomoda, que huele a sangre y asesinatos masivos.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es/

lunes, 13 de octubre de 2014

Una España de Tarjetas negras, corrupción política y genocidio social

Cuesta escribir ante tanto robo premeditado de la mafia de los sobres en el estado español. El saqueo generalizado del patrimonio público se gasta en tarjetas negras de crédito por corruptos banqueros y políticos, personajes que hasta hace escasos meses eran “honorables”, “honrados”, “apreciados” próceres de la marca España, que ahora al descubrirse el pastel nauseabundo, se han convertido en quinquis en toda regla, delincuentes con cochazo oficial, trajes caros y mansiones de lujo.

Si se mira el listado de actos delictivos de estos sinvergüenzas se comprueba cómo no se cortaron en gastarse millones en prostitución, discotecas, saraos varios, joyas, oro, viajes, safaris para asesinar animales y saciar sus ansias de sangre humana, junto a un largo etcétera de atrocidades que avergüenzan a millones de ciudadanos/as que no llegamos a fin de mes, que vemos sufrir a nuestros seres queridos sin trabajo, sin pan, sin futuro.

España está podrida, no cabe la menor duda y los culpables gobiernan o parasitan en la oposición, esperando a que les llegue el momento para seguir robando, destruyendo el futuro de millones de personas, habitantes de un país naufragado, en manos de gentuza, de criminales de guante blanco que roban a manos llenas y destruyen la sanidad pública, la educación, los servicios sociales y todo aquello de lo que no puedan robar a manos llenas.

Las tarjetas negras no son más que la punta de iceberg de un modus operandi normalizado, frecuente, habitual, cotidiano, de gran parte de la casta política. El olor nauseabundo no es solo de ahora que hemos tenido la suerte de conocer estos datos, ha sido siempre, durante la dictadura franquista y después del engaño de la llamada transición, la perfecta estrategia para seguir desvalijando el presupuesto del estado.

Lo más fuerte es que mientras escribo estas líneas, mientras vemos los telediarios con las caras sonrientes de estos ladrones protegidos e impunes se sigue robando, no lo sabemos, ignoramos donde, pero se roba, se malversa, se prevarica, se abusa del poder, a costa siempre de dolor de nuestra gente, de millones de familias sin ingresos, de tres millones de niños/as en situación de hambre y empobrecimiento extremo, de cuatro mil personas que se han suicidado por razones económicas en los dos últimos años, de seis millones de desempleos, de seiscientas familias que son desahuciadas cada día de sus viviendas por la mafia y sus esbirros.

Resulta lamentable comprobar la inmundicia que han generado en tan pocos años con la excusa de los ajustes del puto déficit, de seguir las directrices de entidades mafiosas como la Unión Europea, el BCH, el FMI y otras organizaciones del crimen, creadas para arruinar la vida de los pueblos, para enriquecer cuentas corrientes de psicópatas capaces de asesinar a quien sea para mantener a salvo su botín.

Ya lo hacen cada día con su reformas y recortes, nos asesinan, practican el terrorismo de estado, destruyen el futuro de nuestros/as hijos/as, preparan su futura sociedad esclavista, donde poder seguir robando sin que nadie los cuestione, los juzgue, los encarcele.

Su impunidad supone nuestra muerte, el sufrimiento de millones de trabajadores/as de todo el sur de Europa, víctimas de esta masacre humanitaria organizada por una banda patibularia de timadores profesionales, estafadores al servicio de la delincuencia financiera internacional.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es/

sábado, 4 de octubre de 2014

El octubre del guerrillero heroico, donde el amor fue un grito escondido

No imaginabas Ernesto, cuando cruzabas a nado aquella noche de tu cumpleaños el río Amazonas, celebrando en esa fecha tan especial la solidaridad con los desheredados de la tierra, avanzando lento y casi asfixiado por tu asma hacia la leprosería de San Pablo.

No esperabas camarada que la crudeza de los años te llevará en volandas en ese viaje convulso, repleto de años duros, necesidades, carencias, alegrías inmensas, entre bombas y metralla, fusiles liberadores en la alborada de las selvas que recorriste, que sentiste en lo más profundo de tu corazón rebelde.

Luego todo pasó tan rápido, te viste en El Gramma junto a Raúl, Fidel, Camilo y el resto de compañeros, viajando hacia la selva de colores, hacia una revolución que ha hecho estremecer los cimientos de la historia.

Más tarde fue El Congo, Bolivia, la espera insaciable de los años en la escuelita de La Higuera, donde te llevaron tras herirte y apresarte en la Quebrada del Yuro el 8 de octubre de 1.967. 

Esa noche te pusieron a tus compañeros muertos al lado, los contemplaste y recordaste cada instante, algunos habían estado contigo en la Sierra Maestra, pero ahora yacían en aquel humilde recinto educativo.

No dormiste, los miraste, viste sus caras serenas, pensaste en todo lo que habías vivido, en las tremendas injusticias que observaste en tu inmenso viaje por Latinoamérica junto tu amigo Alberto Granados, una odisea que forjo tu conciencia y la hizo invencible.

Al amanecer del 9 de octubre entraron a matarte, no dudaste en mirar a los ojos de tu asesino en el momento que te disparaba, aquel sicario de la CIA, de ese imperialismo contra el que luchaste hasta el final, hasta la victoria o la muerte, por los pueblos de la tierra, por su liberación armada y amada en cada gesto de ternura eterna, amor revolucionario, ese que corta los años en pedacitos para convertirlos en instantes de claridad.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es/