miércoles, 16 de mayo de 2018

Los "21 de Sidi Ifni", héroes del pueblo y la libertad

Aquella mañana del 15 de octubre de 1936 amaneció más oscura de lo normal, unas nubes negras venían de lo remoto del horizonte, casi desde donde se perdía la vista a lo lejos, donde se ubicaba la isla conejera de Lanzarote, los nubarrones avanzaban entrando por La Esfinge, más allá de la salvaje playa de El Confital. 

Un amplio grupo de hombres injustamente juzgados en un Consejo de Guerra ilegal por delito de rebelión, todos destinados en Sidi Ifni, siendo condenados a muerte catorce militares y siete civiles, once cadenas perpetuas, ocho reclusiones temporales todos de distintos puntos de España, todos fieles a la democracia y a la República.

La farsa de juicio militar estuvo presidida por el General de Brigada Guillermo Camacho González y por otros sediciosos criminales de lesa humanidad, como el Coronel José Cáceres Sánchez, los Tenientes Coroneles Luis Álvarez de Rivera, Ernesto Pascual Lascuevas, Eduardo Rodríguez Couto y José María del Campo Tabernilla, actuando de Fiscal el Teniente Coronel Manuel Cuartero Martel, desempeñando el paripé de abogado defensor otro fascista llamado Prudencio Guzmán González.

En el montaje de la vista se recoge lo acaecido en los territorios de Sidi Ifni, viéndose como el Fiscal hace hincapié en la no incorporación de los acusados a la causa nacional, de sus intentos para que el Batallón de Tiradores y Caides del Territorio siguieran fieles al Gobierno de la República, acusándolos de relajamiento de la disciplina, gran desconcierto y murmuraciones, huida de los mandos naturales de las tropas, el uso de las armas con un muerto y un herido en un tiroteo, etc.

El Consejo de Guerra tras dos días de vista y deliberaciones condenó a muerte a los conocidos como “21 de Sidi Ifni”, que fueron conducidos a la batería de San Fernando que se toma como capilla, siendo fusilados la tarde del jueves 22 de octubre del mismo año del golpe de estado en dos tandas:

La primera a las 16:00 horas: Ocho condenados (cinco militares y seis civiles).

La segunda a las 16:30 horas: Trece condenados (nueve militares y tres civiles).

En la primera tanda fusilaros juntos a dos hermanos, este fusilamiento es considerado el mayor que se llevó a cabo en el campo de tiro de La Isleta, trasladando luego los cuerpos en el conocido como “Camión de la carne”, desde el lugar de exterminio hasta el cementerio de Las Palmas, atravesando toda la ciudad, recorriendo 7 km por las calles de Juan Rejón, Albareda, León y Castillo, etc., dejando un inmenso reguero de sangre, ante el asombro de las miles de personas que contemplaban la dantesca caravana de la muerte.

Estos hombres de bien han entrado en la historia como héroes de la democracia y la libertad, merecen un reconocimiento histórico, un digno homenaje, así como la exhumación de sus restos de la fosa común de Vegueta, identificación a través del ADN y entrega a las familias que lo soliciten para darles sepultura digna.

El Brigada de Infantería Germán Álvarez Santiago, de Zamora, el Comerciante Rafael Bentolilla Cajil, de Tetuán, el Auxiliar de Intendencia Pedro Calvo Calavia, de Soria, el Brigada de Infantería Luis Castro Peña, de Córdoba, el Maestro de obras José García Garrido, de Murcia, el Albañil Fernando Gómez González, de Cádiz, etc., etc., etc., gente luchadora, asesinada por el criminal franquismo, por quienes fraguaron a sangre y fuego un genocidio, lo más negro, lo más sanguinario y brutal de nuestra historia reciente.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es

Niños jugando a fusilar imitando a sus mayores fascistas españoles

martes, 8 de mayo de 2018

El humo de la ternura revolucionaria

Ante toda la basura que ahora nos meten por los ojos la puta Brunete mediática del corrupto régimen, encuestas del CIS que le dan el triunfo a Falange (Cs), una nueva organización ultraderechista a lo Primo de Rivera, montada por el IBEX 35, la cara de pena del patético títere Pedro Sánchez y su montaje para aparecer como un tipo de izquierdas, cuando no es más que un falangista dirigido por los barones requetés de la asociación de amigos del GAL y su asqueroso señor X.

Entre tanta mierda, recortes, privatizaciones, corrupción generalizada, manadas de violadores múltiples amparadas por la España de las maravillas para unos pocos ladrones, surge la serenata diurna de la esperanza, de la coherencia de quienes entregaron su vida en la lucha por los oprimidos de la Tierra.

La imagen de Fidel Castro y Ernesto Guevara en Sierra Maestra inunda de brisa fresca la lucha por un mundo mejor, aquellos años 50-60 marcaron un antes y un después en la esperanza de los pueblos, en unos tiempos de este triste 2018 de todo tipo de basuras con trajes de Armani, escoria ambulante de narices bien puestas y raya fácil, de putas de lujo, de pelotazo, del triste concepto de meterse en política para robar, jamás para hacer por la gente, por las clases populares, por esa inmensa mayoría que requiere amparo y no ladrones ocupando escaños, alcaldías, presidencias, tomando bastones de mando como armas para abrir la cabeza de las personas humildes.

Gracias Che, gracias Fidel, gracias Durruti, gracias Sandino, gracias Secundino, gracias Txiqui, gracias Salvador Puig Antich, gracias Corredera, gracias Eduardo Suárez, gracias Mandela, gracias todas las personas de bien que han contribuido a un mundo mejor, liberado de la escoria de reyes, infantas, coronas, curas, obispos, bancos, sicarios de uniforme y balas de goma, partidos corruptos y otras mafias criminales.

La brisa revolucionaria a mi me sigue oliendo cada mañana cuando atravieso el jardín de dragos de mi humilde casa, ahí queda la fragancia de los sueños mágicos, la esperanza de un mundo mejor.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es

lunes, 7 de mayo de 2018

Madrid y el fascinante olor de la mierda

A la banda franquista en Madrid todos los presidentes y presidentas les han salido ladronas, ahora van a colocar con el apoyo de la nueva Falange (Cs) a un tal Garrido, la mano derecha de la cleptómana Cifuentes, como dice mucha gente en las redes sociales eso es como cambiar de lado un calzoncillo cagado, la mierda sigue apestando, impregnando la delicada piel de la democracia, inundando de pestilencia esta Comunidad para seguir robando, privatizando cada servicio público, saqueando, cobrando en sobres al mejor estilo de la Cosa Nostra.

Esta banda organizada, criminal para muchos, no parará hasta no dejar un céntimo en las arcas públicas, tal como hicieron en Valencia o están haciendo desde el gobierno central con la reserva de las pensiones, con las comisiones que cobran entre otros pelotazos con el material antidisturbios, con los aviones y tanques de segunda mano, comprados al imperio más criminal de la historia de la humanidad.

Las personas que les votan son cómplices directas de estos robos no hay ninguna duda, ya está más que demostrado como en Madrid que no escapa ni uno, ni una y que su “honorable” presidenta roba en supermercados la cremita, la cosmética, para no parecerse a una jodida papa arrugada, como su antagónica y fascista la vieja Aguirre.

El actual régimen español es un residuo de la mierda de esos calzoncillos cambiados de lado, del franquismo, la ropa interior de Paquito el Chocolatero, el asesino fascista de lesa humanidad General Franco, el que inundó España de fosas comunes y cunetas con cientos de miles de personas de bien acribilladas por los pelotones de fusilamiento, con la cabeza atravesada por los tiros en la nuca.

Ese aroma de la mierda inunda cada recinto, cada despacho, cada palacete, cada ministerio, cada coche oficial, cada casa de putas de lujo donde se ponen a mil, las bocas amargas, con el producto más vendido por su buen amigo el estado terrorista de Colombia.

La marca España luce por el mundo y no solo por su absoluto apoyo y respaldo a Las Manadas de fascistas violadores múltiples, sino porque la peste de su corrupción generalizada traspasa las fronteras y avergüenza al mundo democrático y civilizado.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es

domingo, 6 de mayo de 2018

Soy Diego González García, soldador

Se aferra a su identidad aunque casi no sepa quien es y el pasado lo arrastre entre barrancos iracundos rebosantes de aguas rabiosas, el más remoto, el del olor a platanera y tierra fértil, de cuando estaba en un cajón de madera hasta los seis años por no poder caminar, las enfermedades, el hambre extrema, la desnutrición lo convirtieron en un niño pequeño, una criaturita, más pequeño que todos los demás, pero que un día salió de la caja, su espacio de juegos, magia y fantasía, sentía la gravedad, llegó con paso firme al patio viendo majestuosa la montaña de San Gregorio.

Se paró en la puerta, llovía levemente en aquel mayo, una lluvia fría de gotas finitas, parecían pequeñas navajitas cayendo del cielo negro, ese año el invierno no quería marcharse, se aferraba a ese latir del humilde rincón del universo donde nació aquel hombre ahora postrado en un hospital, callado a veces, otras hablando cosas para nosotros incoherentes, para él las más lógicas del mundo, las del niño perseguido, víctima del terror fascista, cuando vio con sus propios ojos la Nochebuena más triste el 24 de diciembre del 36, cuando la jauría, la manada, entró en su humilde casita para arrojar a su hermano Braulio de cabeza contra la pared de picón.

El cree que la ventana por donde no se ve el exterior es una especie de pantalla de recuerdos insondables, a veces las gotas de lluvia la recorren -Son lagrimas- dice sombrío, con ese color amarillo de las habitaciones de las clínicas, se ríe como si no fuera con el ese estado de cercanía con la muerte, la que nos persigue desde que llegamos a la tierra desnudos, bañados en sangre, amor y líquido amniótico.

Ayer me dijo que vio un gato, un gato blanco y negro, feliz, que saltaba de cama en cama, jugando con la inmensa tribu de viejos desahuciados, el gato que se asomaba a su puerta con una sonrisa gatuna, unos bigotes que el quisiera dibujar para sus nietas si sus manos temblorosas lo ayudaran, ponerle el nombre de sus queridas chiquititas, su nombre Diego, unidos con un corazón de los de antes, a los de Famara e Iraia, atravesado por las flechas de Cupido.

Me llamo Diego González García, soy soldador, dijo, luego se quedó mirando al vacío, el pañal, el mal olor, la incomodidad de la dependencia de los otros, luego se entretuvo observando el pasillo, ese espacio-horizonte donde a veces pasa la gente, “fulanos” dice, hombres y mujeres que pasan andando rápido, unas de blanco, otras con trajes de colores y el gato que juega con las cortinas infinitas del recuerdo.

Cuando vino Edu Robayna el periodista para el reportaje en Diario Público, no tuvo problemas en aferrarse a la foto de Francisco, su padre fusilado, la agarró con sus manos quemadas por las soldaduras, las vías para el suero y la medicación, no dijo nada, quizá vio algo en el fondo de su mente confundida, esa galaxia de pequeños ictus que lo alejan de lo que llamamos realidad y quizá no sea más que un sueño infecundo.

Me llamo Diego González García, soy soldador, el verdadero viaje comienza ahora.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es

Foto de Eduardo Robayna, publicada en Diario Público

jueves, 3 de mayo de 2018

La Manada y la absoluta pestilencia nacional

No contentos con la jugosa sentencia de su admirada Manada, en un par de meses libres oeeoeoeoee, el régimen español moviliza a su tropa mediática del “Todo es ETA”, del ¡A por ellos! Tocan a rebato para seguir criminalizando, violentando la intimidad, la vida privada de la chica víctima de esta jauría paleta y fascista, causante de tanto dolor, culpables de haber arruinado la vida de una mujer de 18 años.

Parte de la Falsimedia falangista, requeté, torera, sotánica y tricornica, publica estos días fotos, la universidad en la que estudia, la carrera que cursa y el barrio en el que vive, hasta el pasado viernes en un programa de tv de máxima audiencia se pudo ver con gafas de sol negras al padre del monstruo conocido como “El Prenda”, hablaba de un estadio de fútbol muy conocido de Madrid, donde afirmaba contundente que enfrente vivía la culpable de todo, la joven violada por esta banda de psicópatas.

¿Quién da más en esta vergüenza internacional de país o lo que coño sea?

Esto solo puede suceder en esta España cañí de corrupción política generalizada, hambre infantil, desempleo, miseria, exclusión social, donde para cierta gente tiene más valor una banderita franquista tricolor en un balcón o un himno sin letra, que todo un pueblo pueda vivir dignamente, con derechos sociales, con calidad de vida, con la felicidad y la tranquilidad de saberse miembros de una sociedad civilizada, moderna, educada, igualitaria, culta y respetuosa con todas las ideas y creencias.

Por eso tengo claro que como gritaban en Madrid miles de mujeres y hombres de la marea violeta en el acto cívico-militar del 2 de mayo, qué no es casualidad que uno sea militar, que otro guardia civil, aunque no todos sean tal vez como estos cachos de carne con ojos, solo faltó un cura depravado de los de misas a Franco y pederastia compulsiva, tal vez ese psiquiatra del OPUS que dicen que presuntamente organizó lo de Alcasser, cualquier otro pedazo de cabrón, para completar el puzle de la absoluta pestilencia nacional católica española.

Esta es la imagen que se está dando al mundo, he visto y leído medios internacionales estos últimos días y se percibe estupefacción, asombro, tristeza de hasta donde pueden llegar los regidores de este país saqueado, humillado, desvalijado, como cada poder fáctico de yugos y flechas ejerce de matrona de un estado fallido, franquista, podrido, con la mierda hasta el cuello, en una farsa en toda regla a la que siguen llamando “democracia”.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es

martes, 1 de mayo de 2018

Allí sigue habitando la memoria del genocidio

La ciudad de Las Palmas de Gran Canaria no solo tiene una fosa común sin exhumar en el cementerio de Vegueta, con decenas de héroes de la clase trabajadora enterrados, cráneos con agujeros de bala en sus nucas o sienes, sus huesos con evidentes secuelas de las brutales torturas antes de ser asesinados por las turbas fascistas.

También esta ciudad donde he nacido y vivo cuenta con espacios del horror, el maltrato y el exterminio, lugares que la mayoría de la gente desconoce para lo que fueron utilizados a partir del golpe de estado del 36.

Cada día esta nebulosa capital despierta con su bullicio de coches y guaguas, madres y padres que llevan a sus hijos a los colegios, personas normales con sueños y esperanzas que tratan de sobrevivir a estos tiempos de desasosiego, desesperación, carencias sociales, donde cada día se hace más difícil trabajar, pagar los estudios, llegar a fin de mes, ser bien tratado en cualquiera de las Urgencias de los hospitales públicos…

Cientos de miles de personas pasan por estos lugares, entre otros el Gabinete Literario en la zona de Triana-Vegueta o el colegio de La Salle en la calle Luis Antúnez, barrio de Alcaravaneras, sin saber que ahí se produjeron hechos terribles hace apenas 80 años, desconociendo que eran centros de detención y tortura del franquismo, donde se cometieron verdaderas atrocidades: hombres colgados por los ojos con ganchos de hierro, ahorcados, torturados, golpeados, asesinados, sacados en camiones muertos o agonizantes, envueltos en sacos de plátanos para ser arrojados al mar, a las simas y pozos de cada rincón de la isla, donde los militares sediciosos junto a miembros de Falange, Acción Ciudadana y otras organizaciones paramilitares de la ultraderecha como las “Brigadas del Amanecer”, desaparecían los cuerpos vivos o muertos de miles de miembros de la izquierda canaria.

Gabinete Literario (LPGC)

Hoy en pleno 2018, esta ciudad aspira a ser un núcleo europeo de renombre internacional, aunque estemos a tantos kilómetros del viejo continente, se montan infraestructuras como el acuario de Loro Parque en suelo público, se vende esta ciudad a inversores de todo el mundo, al turismo en general y en especial al de cruceros, se ofrece desde su Ayuntamiento la imagen de una urbe moderna, acogedora, democrática, pero tristemente se olvida de mostrar esos espacios, señalizarlos, colocar cualquier placa o monumento, tal como se hace en toda Europa con los campos de concentración y exterminio de los nazis.

Tristemente sus regidores municipales, consciente o inconscientemente, siguen echando mantos de olvido sobre esos espacios del dolor y el sufrimiento ilimitado, lugares que deben salir a la luz, que deben ser reconocidos, visibilizados, simplemente para que la ciudadanía, las generaciones futuras, los turistas sepan que aquí también reinó el terror fascista, más que nada por una cuestión educativa, pedagógica, fraternal, universal, tal vez para que se haga realidad esa hermosa utopía de que mostrándolo, reconociéndolo, homenajeando, valorando, poniendo nombre y apellidos a esas personas de bien que fueron torturadas y asesinadas por defender la democracia y la libertad se haga justicia, un pequeño esfuerzo, algo de voluntad política, para que hechos tan terribles jamás vuelvan a producirse en ninguna parte, tampoco en esta bella, insular y especial parte de la Tierra.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es

Colegio La Salle (LPGC)

jueves, 26 de abril de 2018

No es abuso es violación, pero el régimen español protege a su admirada "Manada"

El actual régimen monarco-franquista español no podía permitir que dos de sus cachorros psicópatas y violadores de “La Manada”, un guardia civil, Antonio Manuel Guerrero y un militar,  Afonso Jesús Cabezuelo, fueran condenados por violación a más de 20 años de cárcel, los jueces “amigos” no pasan de 9 de años de condena, una plácida estancia en prisión que no llegará a cinco añitos y a la puta calle, a seguir abusando y cometiendo atrocidades contra las mujeres, mientras a los muchachos de Altsasu les quieren meter 60 años a cada uno por una pelea de bar con picoletos, un tinglado con un fétido olor a montaje policial auspiciado por el  vergonzoso "Todo es ETA".

Desde un principio la fascista “Brunete mediática” ejerció de brazo inquisidor contra esta muchacha de 18 años, víctima de estas escorias de dos patas, hablaron desde un principio de “relación consentida”, de las penetraciones anales, vaginales y felaciones múltiples poniendo mucho morbo y sexo duro en cada debate televisivo o radiofónico, como si cualquier mujer estuviera dispuesta a aguantar esa humillación, esas atrocidades y torturas sexuales.

Así funciona esto que llaman “Justicia” en la España de los Urdangarines, los Fabras, los Cospedales y su mangamarido, los Cifuentes y la mafia organizada, la que deja libres sin cargos a todo tipo de políticos corruptos del partido del gobierno que han robado millones del erario público, la que ahora de nuevo deja ver toda su mierda con una sentencia vergonzosa contra unos violadores en serie, que precisamente no es la primera vez que lo hacían, existiendo otras denuncias de abusos y violaciones presentadas por otras chicas, incluso documentadas con fotos y vídeos grabados por ellos mismos con sus móviles, para alardear de su hombría entre sus grupos de Whatshapp de amigotes del putrefacto lumpen.

Unos añitos de cárcel viendo los partiditos de su Sevilla FC junto a los colegas carceleros del ¡A por ellos oeeeee!, que el monstruo conocido como “El Prenda” siga ejerciendo de chulo barriobajero orgulloso en sus mensajes de haber violado a otra mujer, sinceramente ya no veo mucha diferencia entre ciertos jueces del régimen y estas basuras humanas.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es

Recreación de un vídeo grabado en un coche por el móvil del integrante de "La manada", 
José Ángel Prenda, abusando de otra chica presuntamente drogada con burundanga en Pozoblanco.

miércoles, 25 de abril de 2018

Fosa común del cementerio de Las Palmas: Basta de trabas y mentiras

Algo tan justo como sacar los huesos de una fosa común se ha convertido en una odisea siniestra para nuestras familias, persecución política y laboral, ridiculización de nuestras justas demandas, amenazas en los tiempos del PP en Las Palmas, mentiras y vergonzosas dilaciones del siguiente grupo de gobierno supuestamente “del cambio”, obstáculos de todo tipo, la mediación del presidente del Cabildo, la luz al final del camino, la esperanza, que de pronto se ve truncada, trabas burocráticas al convenio de exhumación por parte de la ULPGC, el silencio como respuesta ante nuestras llamadas y mensajes, el silencio del asesor del presidente del Cabildo el profesor y político, que sólo parece interesarse y llamarnos o contestar nuestros mensajes, cuando este vergonzoso asunto de absoluta dejación aparece en los medios de comunicación.

La supuesta negativa y la nula respuesta de un genetista a realizar las muestras de ADN a las familias que tenemos muertos en la fosa común del cementerio de Vegueta, tanto de las Islas Canarias, como de distintos puntos del territorio del estado, siendo sin embargo presuroso y efectivo cuando dichas pruebas son para los pozos de Arucas o Tenoya, para la familia del luchador Florido supuestamente arrojado a la Sima de Jinámar, para las heroicas mujeres hijas y nietas de los asesinados de Agaete, lo cual nos parece perfecto, pero no entendemos que no tenga el mismo trato con nuestra gente.

Ya no sabemos que manos negras hay detrás de todo esto, miramos con tristeza los recortes de prensa de 2005, 2006, 2007, 2013, 2014, 2017 los últimos reportajes periodísticos de 2018 que ya daban por hecha la exhumación, las declaraciones de un hombre al que consideramos honrado y honesto como es Antonio Morales, al que conocemos de hace muchos años, de su buena labor como alcalde del Ayuntamiento de Agüimes.

Pero todo se trunca de repente, parece que nunca va a llegar el momento de que se empiecen los trabajos de exhumación, no es tan difícil, si la Universidad de Las Palmas no se pone de acuerdo que el Cabildo pague una empresa privada como se está haciendo en el pozo de Tenoya, si dicho genetista no quiere o no desea analizar el ADN de nuestras familias, pues que se busque otro que de verdad sea sensible a todas las víctimas sin excepción del genocidio franquista en Canarias, no solo de quienes son asesoradas por el mismo político y concejal de turno, el que durante todos estos años ha puesto todo tipo de trabas para que esta fosa común jamás se exhume, para que no se haga justicia histórica con decenas de hombres de bien asesinados por defender la democracia y la libertad.

Estas letras no son ni serán jamás una canción desesperada, sabemos bien lo que es sufrir las tretas de un régimen podrido, la estrategia de quienes por ocultos intereses tratan de que no se mueva ni un gramo de tierra en este cementerio, en esta fosa del horror y el exterminio fascista, somos conscientes de que vamos a seguir luchando gobierne quien gobierne, nos mienta quien nos mienta, tal como vienen haciendo ciertos personajes, pero si pedimos respeto, honradez, sensibilidad con nuestro drama familiar, el que comenzó la tarde del 29 de marzo de 1937 cuando las balas asesinas acribillaron a balazos en el campo de tiro de La Isleta al alcalde comunista de San Lorenzo Juan Santana Vega, a mi abuelo Francisco González Santana y al resto de camaradas y compañeros.

Todo parece conseguido y estamos seguros que desde la presidencia del Cabildo todo se facilitará, pero no entendemos esta inmensa mediocridad de quienes juegan con nuestro dolor, con nuestras heridas abiertas.

No pedimos nada del otro mundo, solo recuperar los huesos de nuestros muertos, homenajearlos, darles una sepultura digna, un lugar donde llevarles flores, en eso estamos y no vamos a parar hasta conseguirlo.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es

Cifuentes o la ladrona de cremas

Cifuentes dimitida por robar en un supermercado con vídeo incluido, filtrado por sus propios compañeros de partido al periódico ultraderechista OKDIARIO. Lo más curioso de todo es que no dimite por falsificar un máster o por otras presuntas irregularidades y saqueos sino por dos cremas de veinte euros cada una. 

La banda franquista no tiene escrúpulos, ya lo pudimos comprobar en León cuando acribillaron a balazos a su jefa por otra cuestión de dinero, enchufes y poder, en Canarias tuvimos hace unos años el caso del dirigente popular dimitido Bravo de Laguna, ahora líder de Unidos por Gran Canaria, cuando lo cogieron robando un pijama en Londres.

Paradójico que los pillen y los hagan dimitir por su extraña cleptomanía patológica, pero no por cepillarse millones de euros de dinero público, cobrar en sobres, mamar comisiones ilícitas, evadir capitales a paraísos fiscales, privatizar todo lo público a cambio de prebendas y maletines repletos de billetes de quinientos euros.

Esto es lo que hay en la siniestra botica de la marca España, pero ya el régimen tiene preparado el recambio natural, viene la nueva Falange de Cs dispuesta a todo, se avecinan más escándalos, más pelotazos, más represión, más recortes salvajes, mientras a quienes les votan se les cae la baba de gusto viendo cómo se enriquecen a costa de nuestra miseria, del hambre infantil, de las personas desahuciadas de sus viviendas, del sufrimiento y el dolor de la mayoría de una población manipulada por la falsimedia, la que nos vende diariamente que estos ladrones son gente honrada.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es

La genuflexión de la primavera

El teléfono negro de la Marquesa sonó como un trueno, Mariquita Marrero, la criada, levantó el auricular con el mismo miedo del primer día, no podía asumir que desde otra parte de la isla del dolor alguien pudiera hablar con su ama, era del Condado de la Vega Grande, parecía el mismo Conde, aquel grande de España, el que llamaba con voz ronca y alcohólica:

-Póngame con su excelencia inmediatamente- dijo con ese tono que solo podía salir de cuerdas vocales acostumbradas al abuso, a la explotación, a la humillación, a la genuflexión, a la persecución de los oprimidos.

La Marquesa bajó presurosa la escalera con un impecable vestido celeste floreado, un abanico de colores y una peineta oscura como la muerte, preparada para salir con Ricardo, el  chofer, en el coche Ford negro a la misa dominical en la vieja catedral de piedra de cantería:

-Niña quédate aquí, tengo cosas que ordenarte desde que acabe de hablar con mi primo-

La muchacha adivinó la conversación al ver el rostro de la dueña de las tierras norteñas que asentía sonriente:

-Si, si, querido, anoche se llevaron a sesenta a los pozos del Llano de Las Brujas, Tenoya y a la Sima de Jinámar, seguí tu consejo y la “Brigada” hizo bien su trabajo- farfulló con voz tenue y risueña.

Al otro lado se escuchaban carcajadas, como una especie de celebración que venía de las profundidades infernales de la tierra, mientras en la fuente una pareja de mirlos se bañaba, jugueteaban entre la espuma del agua fría de los nacientes de Azuaje:

-Ahora ya no tendremos problemas de huelgas ni revueltas obreras, este asqueroso populacho está desalado de miedo, han pagado muy cara la resistencia en el Ayuntamiento, cuando vino ese diputado comunista, el tal Eduardo Suárez junto al Delegado Egea, el farmacéutico de Agaete, ya los fusilaron en La Isleta por la gracia de nuestro señor Jesucristo- dijo la Marquesa sin dejar de abanicarse ante el bochorno de aquella mañana de marzo del 37.

María escuchaba sin aparentar escuchar, muy tiesa, erguida, temblorosa siempre, con las manos apoyadas a la altura de su pubis, la cabeza alta, tal como la habían enseñado desde que su pobre madre la entregó con doce años a la servidumbre de aquella podrida oligarquía colonial.

La Señora colgó el teléfono entre palabras de agradecimiento y un gutural ¡Arriba España!, no paraba de sonreír, afuera el terror inúndaba las calles desde la plazoleta de los disparos a la eterna montaña:

-Niña ve al jardín y corta algunas rosas blancas y flores de mundo para decorar el salón para la comida después de la misa, vendrá el obispo, el general Dolla, mi amigo Barber y su señora, los jefes de Falange Eufemiano Fuentes, Francisco Rubio Guerra, Emiliano Bonny, Ezequiel Betancor, Juan del Río Ayala y Leopoldo Colohan con su hijo, comeremos un buen asado de carne cochino y pavo, no te olvides de avisar a Juanito para que saque de la bodega el mejor vino español reserva, tenemos mucho que celebrar este día-

La sirvienta se despidió con una reverencia, levantando levemente su vestido blanco y negro, corrió por el interminable pasillo hacia los inmensos jardines, no dejaba de pensar en su hermano Carlos, se lo habían llevado la noche anterior delante de sus hijos aquellos hombres que dijeron pertenecer a la policía secreta.

Unas nubes negras cubrieron aquella triste primavera, venían de la cumbre, atravesaron la montaña de Ossorio, el caserío de Teror, parecían invadir Arucas, como si fuera una plaga de siniestras cigarras azules.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es

Desfile falangista por la calle León y Castillo en Las Palmas GC (1937)