sábado, 20 de septiembre de 2014

La marca España desahucia ancianos de sus casas

Para Berta y Antonio con el corazón inundado de tristeza.

Si fueran personas con la cabeza centrada y con una educación rica en valores se avergonzarían de desahuciar familias, de dar palos, porrazos, patadas, codazos, puñetazos, insultar a quienes en un acto de encomiable solidaridad se plantan ante la puerta de otras personas tristes, acosadas, chantajeadas por la putrefacta usura bancaria, por una caterva política profundamente corrupta, degenerada y criminal.

El salvaje desahucio del matrimonio de ancianos en Tenerife esta semana ha sido un punto de inflexión, una enorme patada en las conciencias de millones de personas, quienes asombrados/as hemos visto en las televisiones los llantos de este señor mayor, la intimidación de la policía política del PP a la gente concentrada, la guardia civil al servicio de los poderosos y millonarios que masacran al pueblo trabajador, las lagrimas de Antonio, los llantos desesperados de su esposa Berta, sin que ningún juez se inmute, sin que ningún asqueroso político de coche oficial, vicios caros y sueldazos haga absolutamente nada.

Lo hemos visto todos/as, incluso estas imágenes salieron en informativos de otros países como Alemania, Francia, Bélgica, Suiza, Venezuela, Estados Unidos…, golpeando las miradas alucinadas de quienes ya no se creen que en España haya democracia, sino algo mucho más parecido a una corrupta dictadura fascista, un régimen que golpea, que expulsa de sus casas a una ciudadanía con derechos civiles y humanos.

La morralla de ropa de marca que dirige este país no tiene escrúpulos, se alegra cuando alguien se suicida por razones económicas, ya casi 5.000 almas en dos años solo en España que han decidido quitarse la vida por no aguantar más las presiones, los chantajes, las amenazas de la banca usurera, el hambre y la miseria de sus hijos/as.

Esta banda millonaria del partido fundado por el franquista Manuel Fraga, celebra que su policía armada hasta los dientes vaya a las casas de ciudadanos/as honestos/as a masacrarlos, a expulsarlos de su universo más sagrado, allí donde han pasado sus vidas y sentido enormes alegrías y tristezas, ilusiones de un futuro mejor, para que en pocas horas estos sinvergüenzas los dejen sin nada, tirados/as en la calle, mientras cuatro sicarios de apellidos nobles se llenan los bolsillos con sus humildes propiedades.

La inmensa inmoralidad legal a la que llaman desahucios es una nueva vuelta de tuerca sobre los derechos de millones de ciudadanos/as. Nos pisotean sin que hagamos nada, están demostrando desde la cloaca del poder político que son capaces de todo en su deriva ultraderechista, actuando como perros falderos de la mafia financiera, a la que defienden sus constantes corruptelas, los abusos de poder a cambio de sobres y prebendas.

Los llantos de Antonio y Berta, su indescifrable sufrimiento, junto a las más de 500 familias desahuciadas cada día de sus casas en el estado español no puede quedar impune, debemos juzgar a los causantes de este genocidio social, el mismo que ya cuenta entre sus siniestros logros que cuatro millones de niños/as españoles estén pasando hambre, subsistiendo bajo el umbral del empobrecimiento extremo.

La historia no absolverá jamás a los causantes de tanto dolor, a quienes planifican y ejecutan premeditadamente vergonzosos actos de terrorismo de estado, expulsando a personas honradas de sus casas, matando de hambre, generando despidos masivos, desempleo, enfermos/as sin atención sanitaria, recortando salvajemente el estado del bienestar, condenando a millones de familias a sobrevivir sin ingresos, privatizando servicios públicos como la sanidad o la educación, regaladas a precio de saldo a parientes, a empresarios donantes de sobres repletos de billetes de quinientos euros.

Tanto daño no puede ser eterno, este delictivo modus operandi nazi-fascista de los desahucios en el estado español debe ser juzgado, de lo contrario no quedará esperanza, solo un futuro negro para las generaciones venideras, abusos de poder, caciquismo, delincuencia política, una masacre humanitaria inminente si permitimos que la misma escoria siga asesinando la dignidad y la democracia.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es/

domingo, 7 de septiembre de 2014

Aquella noche de septiembre en la Marfea

Pedrillo el de Las Torres se quedó rezagado en el pelotón que salía del campo de concentración de Gando, al momento el “cabo de vara” le dio en la cabeza con la fusta, solo miró un momento para atrás y era Juan R. el privilegiado socialista cobarde, que junto a otros traidores le hacían el trabajo sucio a los fascistas.

Tras los golpes subió la cuesta y pudo hablar con Antonio Febles en baja voz, el viejo lo miraba con los ojos rojos de sangre, le preguntaba que adonde los llevaban a aquellas horas de la noche, el pobre Pedro solo alcanzó a balbucear, deletrear con los labios que no sabía nada. Al momento llegó Eufemiano F. junto al joven E. Bonni al frente de la brigada del amanecer que encabezada el hijo del Conde. El joven los miraba a distancia, se fumaban un virginio mientras arribaba el “camión de la carne”, de sus bocas les llegaba un aliento a ron de caña mezclado con carne compuesta.

Al momento aquella pequeña loma se inundó del humo de gasoil, ese olor penetrante, que le recordó las tardes en la finca de tomateros de “los Betancores”, allí cerquita de su casa en Los Giles, cuando las muchachas aparceras partían oliendo a flores y él se quedaba junto a Segundo Viera observándolas, viendo los ojos cómplices, las miradas furtivas de las chiquillas, como las llamaba su vieja, mientras le preguntaba si estaba “hablando” con alguna.

Ese grato recuerdo pasó como un carro de fuego cuando recibió otro golpe en la espalda, esta vez del cabo de la policía local, el falangista J. Pernía, al que conocía bien de la comisaría del municipio de San Lorenzo, cuando en los bailes de taifa se aprestaba en la puerta, sonriéndole cuando sacaba a bailar a las muchachas.

Esta vez solo lo golpeó y su mirada se perdió en sus ojos negros como la noche, no observó ni un atisbo de complicidad, como si no lo conociera, como si nunca hubiera sido su compañero en la Federación Obrera.

Pedrillo se levantó como pudo, Ambrosio Alcantara lo ayudó agarrándolo por el brazo, la sangre le bajaba por la espalda hasta sus nalgas, el pantalón estaba humedecido por sus orines de miedo. Al momento subió Eufemiano, el hijo del Conde se quedó dos pasos más atrás con una sonrisa macabra, en un instante todo se llenó de falangistas y militares que los empujaban, les pegaban con la mano abierta en sus cabezas, los cabos de vara como Juan R. y otros se limitaban a darles con la vara en la nuca. El joven comprobó mirando a su alrededor que el grupo de presos superaba los cincuenta. De reojo vio a Juan García, Nicolás Santana, el abogado José Luis Sarmiento, el médico Pedro González y muchos más, que ni siquiera identificó, por no poder voltear la cabeza ante los brutales golpes de los fascistas.

Los subieron a la fuerza al “camión de la carne”, que tanto servía para traer los trozos de animales casi podridos al campo de concentración, como para transportar los cuerpos de los fusilados o asesinados a golpes. Todos iban de pie, casi no podían moverse al llevar atadas las manos con aquella soga que les cortaba las muñecas. El olor era muy intenso, una mezcla de sudor, tabaco y sangre.

Algunos lloraban, otros rezaban o recitaban los nombres de sus chiquillos/as, de su amada mujer o novia, invocaban a sus madres, siempre en baja voz para que los esbirros no los escucharan.

En menos de una hora llegaron a los riscos de la Marfea, a poca distancia de la Playa de La Laja. Pedrillo recordaba los días que estuvo bañándose en aquellas aguas corrientosas junto a la bella María, la hija de Matilde la mujer del Panadero de Casa Ayala. Aquel beso en el agua, su cuerpo joven de buena mujer ardiente como sus 18 años, que lo rozaba mientras jugaban como dos niños/as, flirteando antes de la noche de San Juan de aquel junio de 1936.

Todo fueron gritos desde entonces, cuando salió del camión a palos alcanzo a ver la cara de Honorio “El peninsular”, el que trabajaba en la finca de Los Molina como capataz. Ni siquiera lo miró, solo lo golpeó en la cara con la pinga de buey y cayó de nuevo al suelo mientras los demás lo pisoteaban. Era una masa enfebrecida, asustada, una especie de estampida de hombres fuertes, altos, musculosos del trabajo de sol a sol, ahora algunos encadenados, otros atados con la brutal soga de los tomateros.

Sin casi darse cuenta comprobó como los obligaban a tumbarse boca abajo para atarles los pies, notó como lo apretaban con la rodilla clavada en la espalda, los demás gemían de dolor, pero todo era sangre, golpes, gritos, insultos. Las risas de Eufemiano y el hijo del Conde se escuchaban por encima de los llantos. Tenían ese acento de los niños ricos con un tono distinto al del resto. Se carcajeaban porque varios presos se habían cagado en los pantalones. Bromeaban sobre el mal olor de los rojos con el cura de Telde, que también se había acercado a la “fiesta de la sangre”.

En un momento pudo comprobar que del viejo coche de E. Betancor sacaron muchos sacos, los mismos que usaban para las papas y los racimos de platanos. El joven Pedro vio como empezaban a meter a los hombres atados de pies y manos, se escuchaban los gritos, los llantos, pero los fascistas no dudaban ni se inmutaban, los obligaban a patadas y puñetazos, luego los sacos quedaban casi inmóviles, solo viéndose la respiración acelerada de aquellos hombres, unos lamentos que se mezclaban con el ruido del viento, con las risas de los esbirros, que de nuevo bromeaban con el cura sobre “la peste a mierda” y la cobardía de los anarquistas y comunistas.

Pedrillo no se resistió cuando lo metieron en el saco, estaba demasiado triste, herido su cuerpo flaco, lleno de moretones y la sangre le corría por cada rincón de su piel. Notó como comenzaron a amontonarlos en el borde del abismo, se escuchaba el mar y el canto desesperado de las pardelas. Un olor a salitre lo impregnaba todo mezclado con el tabaco de los criminales, percibía la respiración de sus compañeros, algunos insultos a los fascistas, algo indefinible, que casi no podía identificar entre el inmenso ruido de las olas, los gritos, alaridos y lamentos.

Luego ya todo fue tan rápido, comenzaron a tirarlos uno a uno por el acantilado, se escuchaba como se estampaban contra el mar o contra las rocas, el estaba casi de los últimos y escuchó a Pernía bromeando con J. De Lugo y P. Del Castillo, las invitaciones a coñac de Eufemiano como si celebraran un acontecimiento especial.

Percibió como dos hombres lo tomaban por los pies y el otro por los hombros: “¡Muere rojo de mierda, cabrón!”, alcanzó a escuchar mientras lo arrojaban al vacío. Solo fueron unos segundos, notó el agua fría, muy salada, intentó por unos instantes desatarse, salir del saco, pero fue imposible, se dejó llevar, las heridas le picaban, le quemaban con la sal, todo era oscuridad, silencio, una paz infinita, mientras abrió la boca para tragarse toda esa agua y dormirse para siempre.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es/


viernes, 5 de septiembre de 2014

Cuando el estado repartió heroína para alienar a gran parte de su juventud

Todavía recuerdo aquellos años finales de los 70, principios de los 80, cuando de repente apareció misteriosamente la heroína en casi todos los barrios populares de Canarias. Antes solo se encontraba marihuana, hachís, pastillas y excepcionalmente cocaína, drogas que no generaban en esos tiempos una excesiva adicción, ni convertían a quienes las consumían en zombis demacrados/as dispuestos/as a todo para conseguir una nueva dosis. 

Con la heroína lo consiguieron y todo se llenó de fantasmas desnutridos/as, tremendamente flacos/as, recorriendo las calles pidiendo dinero, forzando coches, robando, pegando tirones, atracando, saqueando los humildes ahorros de sus propias familias.



Soy de los que pienso que el propio estado comenzó ese reparto indiscriminado de droga, con el objetivo claro de alienar a una juventud que era combativa, que llevaba años luchando contra la anterior dictadura fascista española, que tras el engaño siniestro de la “transición” a la falsa democracia se eternizó en el poder a los nuevos ladrones, delincuentes políticos, estafadores profesionales de coche oficial, que temían a una juventud que comenzaba a organizarse, a luchar, a movilizarse en sus barrios y ciudades, en los centros educativos de secundaria y en la propia universidad.

Ese plan alienante se llevó a cabo por todo el estado español, no solo en las islas, incidiendo sobre todo en Euskal Herria, Catalunya, Galixa, Andalucía, Madrid…, donde de repente los/as heroinómanos/as formaron parte del paisaje cotidiano, destruyendo a una parte de la juventud más luchadora, llevándola a la muerte por sobredosis, asesinatos, disparos de la policía y suicidios.

Por ello no entiendo que los voceros del caduco régimen español se echen las manos a la cabeza, simplemente porque alguien diga “que la propia policía repartió drogas”. Es una realidad palpable, no sé si los cuerpos de seguridad lo hicieron directamente o no, pero es un hecho que existió, un proyecto preconcebido de alienación desde las entrañas del estado, cuyos resultados les fueron inmensamente satisfactorios, borrando del mapa social y político a muchos/as jóvenes, destrozando barrios combativos, heroicos y altamente organizados, donde gran parte de sus líderes juveniles cayeron en las fauces de las toxicomanías, conducidos/as directamente al paredón de la pasividad, del lumpen, de la absoluta indigencia, de una exclusión social casi irreversible.

Muchos amigos y amigas jamás salieron de ese abismo, yo mismo pude ser uno/a de ellos/as. Gente muy valiosa, inteligente, con mucha cultura, compromiso, con ideas claras de lucha contra este criminal sistema capitalista, compañeros/as que ahora están muertos/as, hospitalizados/as de por vida o simplemente con una demencia permanente, deambulando calles oscuras en la más absoluta soledad, desamparados/as por el corrupto régimen, sobreviviendo en bancos de alimentos, pasando sus últimos días en centros sociales tapadera, que lo único que persiguen es tapar la evidente y triste realidad.

Aquellos años de Deep Purple, Led Zeppelin y el amor revolucionario de Víctor Jara, inundaron de ternura esa parte de nosotros/as que todavía sigue viva, que nos estremece cuando recordamos a los/as muchos/as que ya no están, que se quedaron en el camino desolado, galopando caballos de muerte entre las nubes del olvido.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es/

domingo, 31 de agosto de 2014

Yo tampoco puedo

Esa izquierda que pide disculpas permanentemente supone un lastre histórico fraguado en los tiempos de la llamada, “transición democrática”, donde el Partido Comunista de España (PCE), encabezado por su líder, Santiago Carrillo, entró por el aro de la operación más corrupta de la historia del estado español, donde se perdonaron a todos los torturadores y asesinos franquistas, ignorando al medio millón de republicanos/as asesinados/as, ocultos/as hasta ahora en fosas comunes, cunetas, pozos y simas.

Un plan maestro diseñado en los oscuros despachos de los funcionarios del régimen fascista, creando las condiciones perfectas para el saqueo constante del patrimonio público, gestionado por bandas de ladrones, antes asesinos franquistas y posteriormente “demócratas de toda la vida”, que en la actualidad van de trama en trama, robando a manos llenas para luego ser indultados o condenados a penas ridículas, estructuradas premeditadamente, para pasar un par de meses en prisión, salir y disfrutar de los millones robados a buen recaudo en los paraísos fiscales.

De nada sirvieron los años de lucha contra la dictadura, ese pacto de cobardes  y traidores arruinó el sacrificio, los años de cárcel, los malos tratos, la resistencia del maquis, de miles de antifranquistas alzados/as contra la tiranía hasta la victoria o la muerte.

Ahora años después esa presunta izquierda sigue hundida, Izquierda Unida no sale de la marginalidad, reconvertida en un partido bisagra para dar el gobierno al PSOE donde cuadre y venga bien para llenar bolsillos, montar gobiernos neoliberales como el actual de Andalucía, donde se desarrollan los mismos recortes y abusos que lleva a cabo el gobierno central del PP, lo que en este caso disfrazado de algún pañuelo palestino en los cuellos y loas a la tropa solar de la hipocresía y el cinismo.

En este maremágnum surge Podemos, otra supuesta izquierda que no deja de pedir disculpas y meter la cabeza bajo el ala, siempre y cuando les acusen de “bolivarianos” o “etarras”. Tristemente todo parece cuadrar con los años 80 cuando aquel PSOE hablaba de marxismo, con un Felipe González puño en alto gritando “¡Sahara libre!” para luego engañarnos vergonzosamente y convertirse en una derecha con siglas obreras.

Son demasiadas las sospechosas coincidencias, da la impresión de que la ingeniería del sistema busca urgentemente recambio para una parte del bipartidismo, crear nuevas y falsas ilusiones entre quienes de corazón deseamos un cambio, expulsar del poder a la mafia gobernante, hacer políticas para todos y todas, que las personas humildes dejen de ser masacradas por estos psicópatas de trajes caros, adicciones millonarias y coches oficiales.

Entre tanto polvo no se ve el horizonte, las primeras decepciones van llegando y el discurso de hace unos pocos meses va cambiando hacia postulados mas “graciosos” con el régimen. No todo parece ser lo que era cuando entre tuercas se hablaba de revolución, de respaldo al Comandante Hugo Chávez, de defensa de los logros de la revolución cubana, de apoyo a la causa saharaui, de exhumación inmediata de las fosas y cunetas de las víctimas del franquismo, junto a un largo etcétera de planteamientos interesantes para quienes seguimos creyendo en un mundo mejor posible, que ahora parecen haber acabado en agua de borrajas cuando se trata de cazar votos.

Ahora ya nada es, parece que no se puede o si se puede es por vías más “constitucionales”, moderadas, satisfactorias para los tertulianos socialdemócratas, sin cuestionar la desprestigiada monarquía, los/as tres millones de niños/as que pasan hambre, el estatus quo delictivo que desahucia familias enteras a palos de los esbirros policiales, que asesina a miles de personas que se suicidan al no poder más, al no aguantar los chantajes de la caterva bancaria y sus capos del gobierno, sicarios unidos en pos de un genocidio social sin precedentes, que lo que persigue es masacrar, esclavizar, violar derechos, condenarnos a un inminente futuro de hambre y miseria.

Me gustaría poder, pero no puedo, no entiendo el reciclaje o quizá el envoltorio de algo que nunca fue real. Decir la verdad no parece ser la línea a seguir, solo la dicen quienes luchan sin miedo por la revolución, organizaciones y personas criminalizadas, perseguidas y con el cuello siempre en peligro de degüello, pero que no temen, ni se ocultan bajo un disfraz de mesías que lo que protege es el tristemente más de lo mismo.

“Seguiré soñando travesuras”, con todo respeto, “yo me muero como viví”, pudiendo mirar en mis últimos días a los ojos limpios de mis hijas, transmitirles que jamás vendí mis ideas por un trozo millonario de corrupto poder.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es/

domingo, 24 de agosto de 2014

La traición al borde de la cuneta, del pozo y de la fosa común

Tantos de años de tristeza y de lucha sin cuartel contra el fascismo por parte de las familias de cada asesinado/a por el franquismo. Tantas décadas después sigue sin hacerse justicia. Los obstáculos no solo vienen del poder corrupto que roba a manos llenas el patrimonio público, sino que todo tipo de personajes tratan de humillar, manipular, tergiversar la historia de lo que realmente ha sucedido con nuestros fantasmas queridos/as, ahora enterrados salvajemente en fosas comunes, cunetas, simas y pozos.

Nos hacen daño, nos desprestigian, nos acosan laboralmente, nos tratan de dejar por locos/as que solo pretenden abrir heridas o como dijo un fascista del PP “aprovecharnos de subvenciones”. Ahora a este nuevo pelotón de fusilamiento social se suman otras organizaciones y militantes de lo que algunos siguen llamando “izquierda”. Se trata de que la memoria, la verdad y la justicia por la que hemos luchado desde que nacimos desaparezca, se cubra por un vergonzoso manto de olvido mientras ellos/as se lucran de las arcas ciudadanas, si logran él para ellos/as inmenso chollo, de hacerse con un puesto de “fieles servidores/as” del régimen.

Llegan a nuestras familias versiones manipuladas, malintencionadas, cuando alguna persona de buena voluntad les consulta “que porque no respaldan y apoyan esta causa por la dignidad y la verdadera justicia revolucionaria”. Les dicen y nos colocan como chiflados/as, mediocres, gente baja, simplemente por no alinearnos en sus parámetros partidistas, por no haber entrado nunca por el aro de la sumisión y el entreguismo a la caterva política.

Lo bueno de todo esto es que nos llenamos la conciencia cada día de una sanadora dignidad, respiramos y nos entra aire puro en nuestros pulmones, porque jamás nos hemos vendido ni nos venderemos, porque nuestra lucha es imparable al ser justa, insurgente y rebelde.

No tenemos miedo ni lo tendremos jamás, tampoco olvidamos ni perdonamos, ni a los asesinos fascistas causantes del tremendo drama de nuestras familias, ni a quienes ahora desde unas siglas de una “izquierda” traidora, esclava del dinero y la ambición, nos trata de desprestigiar y someternos para que no digamos nada, para que nos conformemos con una realidad nefasta para todas las víctimas del franquismo en Canarias y resto del estado español.

Seguiremos adelante, nuestra soledad en esta lucha ha sido constante, solo honrosas excepciones como Unidad del Pueblo, Partido Comunista del Pueblo Canario (PCPC), Intersindical Canaria, FSOC, la Asociación de Memoria Histórica de San Lorenzo, nos han apoyado siempre incondicionalmente sin pedirnos nada a cambio.

La lucha es larga, para nosotros/as, una carrera de fondo hasta la victoria o la muerte, los/as nietos/as tomamos el relevo de nuestros padres y madres, como ellos/as a su vez de sus asesinados/as progenitores. En el futuro serán nuestros/as hijos/as quienes tomen esta bandera roja hasta vencer y recuperar la verdad, la memoria y la justicia.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es/

miércoles, 20 de agosto de 2014

Carta a los héroes antifascistas de Donetsk

A Rafael y Ángel, guerrilleros internacionalistas en Donetsk, heroicos luchadores por la libertad de los pueblos.

Cuando el corazón se nos encoge de tanta ternura en estos tiempos terribles, no queda más que emocionarse y rendir tributo a quienes luchan por la libertad, personas justas, grandes, humildes, que dejan todo por defender y entregar a manos llenas el amor revolucionario, por la gente que sufre, por quienes son victimas del terror fascista, financiado por gobiernos como el español y la corrupta Unión Europea en Donetsk, en el corazón de una Ucrania devastada, en manos de gobernantes nazis a sueldo de la vergonzosa y sanguinaria comunidad internacional.

Rafael y Ángel partieron desde la comodidad de sus hogares a sumarse a una lucha heroica contra el fascismo, la misma batalla por la República y la democracia que movilizó a miles de brigadistas internacionales después del golpe fascista en la España de 1.936. Héroes de todo el mundo que también abandonaron a sus familias para la noble causa de la solidaridad internacionalista.

Estos jóvenes luchadores nos erizan la piel, leer las cartas de Rafael desde primera línea de fuego emociona, nos remueve la conciencia, a quienes creemos firmemente en la dignidad y la justicia. El brutal relato en primera persona sobre una guerra imperialista, un pueblo desesperado, aislado, olvidado por el mundo, víctima de siniestras fuerzas criminales que se llaman democráticas, las mismas invaden países y masacran a sus pueblos, las que asesinan niños/as en Gaza, las que matan de hambre cada día a miles de personas en el mundo empobrecido, las que a través de un gobierno inmensamente cobarde y podrido en España nos asesinan a recortes sociales, privatizaciones, tramas corruptas, represión policial, desahucios, más de cuatro mil suicidios por razones económicas en menos de dos años y medio, hambre infantil, desempleo, abusos de poder, caciquismo y latrocinio político generalizado.

El canto de amor de Rafael y Ángel, inunda el cielo de claridad entre la inmensa niebla de los años, nos sobrecoge, nos hace pensar, reflexionar en si merece la pena seguir aguantando a estos criminales culpables de genocidios masivos, bombardeos, preferentes, pelotazos y estafas, a estos ladrones trajeados de coche oficial o luchar hasta la victoria, hasta vencer o morir dignamente con las armas en la mano, tal como hizo el Che, Sandino, Durruti, Tania, Camilo Torres y tantos/as otros/as. ¿De píe o de rodillas? ¿Arrodillados/as o alzados/as? Bregando hasta el final contra los enemigos de la humanidad, de la naturaleza, de la honradez, de los derechos humanos.

El ejemplo de estos muchachos de 22 y 27 años, nos debe marcar el camino de la dignidad, de la justicia, de la democracia verdadera, de la ternura solidaria y guerrillera, la que no tiene nada que perder, ni siquiera la historia.

Un abrazo fraterno camaradas desde el otro frente, el más cómodo aunque difícil y duro, donde un gobierno de sátrapas asesina al pueblo con sus delictivas políticas, sin haber empezado a fusilar, a llenar fosas comunes, como ya hicieron sus antecesores franquistas, antes de montar el nuevo régimen monárquico del saqueo, donde fascistas criminales se reciclaron en demócratas de toda la vida para seguir robando.


martes, 19 de agosto de 2014

Catervas, castas, arribismos y sustitución de la franquicia del saqueo

Lo tengo claro y avergonzado de tantos abusos de poder, robos al patrimonio del pueblo, delincuencia de coche oficial, asesinos de estado que inducen miles de suicidios por razones económicas, que desahucian a golpes y patadas de sus viviendas a familias enteras con niños/as, personas enfermas, mayores o discapacitadas.  

Me avergüenza tener un DNI que dice que tengo una nacionalidad. No quiero, jamás querré, pertenecer a un país integrado por herederos del fascismo, ladrones de todos los colores y corruptas estirpes, que usan la política exclusivamente para enriquecerse, masacrar los derechos, las consecuciones históricas obtenidas a sangre, sudor y fuego.

Ya no nos queda casi nada, lo han arrasado todo, la perspectiva es triste, porque esto tiene toda la pinta de que la supuesta “alternativa” está cortada por el mismo “patrón”. Otro nuevo montaje del sistema para sustituir los kleenex llenos de mocos y sangre, los sumisos partidos que entran en el juego del régimen, participando directa o indirectamente del saqueo generalizado.

Lo políticamente correcto es la única salida que ofrece la supuesta “izquierda” indefinida, cobarde, arrodillada, mediática y famosa en las televisiones del putrefacto sistema.

Son escasas las organizaciones políticas que dicen la verdad, el resto solo buscan conseguir cacho, carguitos públicos, pensiones vitalicias, ser también casta con imagen progresista, haciendo amagos a una democracia irreal, en manos de sinvergüenzas, cuyo único objetivo es robarnos, estafarnos, mangonearnos, condenarnos a la esclavitud, a su particular casa de citas y patriótica marca del yugo, el sobre y las flechas.

Hay mucha gente que ya no tenemos nada que perder, cada día somos más, aunque nos sigan asesinando con recortes sociales, privatizaciones o regalos entre corruptos, despidos masivos, hambre infantil, retirada de ayudas a la dependencia, enriquecimiento ilícito de las bandas organizadas, la caterva que usa la política para robar a manos llenas.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es/
Se repite la gracieta, paga y sufre la clase trabajadora

martes, 12 de agosto de 2014

La farmacia de la muerte

Inventar en laboratorio una nueva enfermedad, asesinar a miles de personas, sobre todo en países empobrecidos, generar el caos internacional, trasladar, gastando millones, afectados de la enfermedad a países “desarrollados” en miseria y hambre como España, para después una vez sembrado el miedo, vender a precio de oro la vacuna a precios millonarios, siempre a gobiernos corruptos del planeta, tal como hicieron con el antídoto de la Gripe A.

Todos salen ganando, las mafiosas farmacéuticas, los delincuentes políticos que cobran en sobres el dinero manchado de sangre, muerte y dolor.

Como siempre sale perdiendo el pueblo, la gente que enferma, la que muere sin cuidados, quienes pierden su vida luchando contra un muro de codicia, odio y genocidio premeditado.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es/

Un cuerpo yace sin vida en las calles de Liberia tras haber contraído el virus del ébola. AP Photo/Abbas Dulleh

sábado, 9 de agosto de 2014

La falta de respeto, conciencia y compromiso revolucionario

Hay algo que no entienden quienes dirigen organizaciones políticas y se permiten el vergonzoso lujo de generar falsas expectativas, decepcionar a organizaciones integradas por personas que han perdido familiares de forma violenta. La escasa sensibilidad que muestran ciertos sectores de la autodenominada como  “izquierda”, con las familias de las víctimas del franquismo se hace constantemente manifiesta. Lo vivimos quienes hemos sufrido desde que nacemos el terror fascista, quienes nos criamos escuchando con ojos de niños asustados los relatos de los crímenes, los abusos de poder, las torturas, la persecución, el robo de propiedades, el maltrato constante sobre nuestros seres queridos.

Cualquier colectivo que haya vivido sucesos tan terribles en cualquier parte del planeta, que haya sufrido en sus carnes el grave delito de la lesa humanidad, requiere de un trato muy especial, de gran sensibilidad por parte de quienes se dedican a la política.

Deben entender que somos represaliados, olvidados, marginados por el régimen español que sigue ocultando premeditadamente el medio millón de crímenes franquistas, protegiendo vergonzosamente a sus asesinos y torturadores. Nos cierran puertas, nos criminalizan, nos acosan laboralmente, nos despiden de nuestros trabajos aún en 2014, tantos años después del golpe de estado, nos ridiculizan y nos definen como “anclados en el pasado”, “buscadores de odio”, “de rencor”, “removedores” de lo que según ellos, “hay que dejar para siempre bajo un manto de olvido”.

Por todo esto y por mucho más NO OLVIDAREMOS, NI PERDONAREMOS JAMÁS, ni a los asesinos de nuestros familiares, ni a quienes practican el siniestro juego del engaño, la mentira, la manipulación y la utilización de nuestra lucha para siniestros intereses, que no tienen nada que ver con la inmensa labor por la recuperación de la memoria, la dignidad, la justicia y la reparación.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es/

miércoles, 6 de agosto de 2014

Reguero de amor por Palestina

Cuando tienes, como es mi caso, hijas, sabes cómo son las chiquillas desde pequeñitas, los juegos, las tristezas y alegrías. Sus ansias de felicidad, de colores, muñequitos y días interminables descubriendo aventuras, sueños y peluchitos. 

Como padre uno hace lo que puede y más para que sean felices, estén protegidas, tengan lo esencial para vivir dignamente, sin que les falte de nada.

Por todo esto no puedo imaginarme el dolor de las madres y padres de Gaza, que están viendo como el nazi-sionismo asesina a sus hijos/as este verano terrible, verles de repente entre mortajas, con la sangre inundando sus cuerpecitos frágiles y puros. Perder para siempre a quien más quieres, comprobar que estos criminales de Israel te roban el amor de tu personita adorada, simplemente por un descompensado enfrentamiento que se podría arreglar respetando los acuerdos internacionales, los derechos humanos y la justicia universal.

El sionismo ocupó ilegalmente esas tierras y ahora nos quiere dar lecciones de democracia. Ese territorio le pertenece al sufrido pueblo de Palestina ahora asesinado, masacrado, arruinado por esta gentuza armada hasta los dientes, asesinos de niños/as, respaldados por gran parte de una comunidad internacional con las manos manchadas de sangre, también criminales de lesa humanidad y asesinos de guerra.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es/